Gato está decidido a dejar el sobrepeso… bueno, así lo cree su dueña

La dueña de Holly encontró que su gato estaba muy gordo así que comenzó a llevarlo a un resort donde por lo general los clientes son perros.

Muchos gatos se ponen bien gorditos cuando cumplen cierta edad. La vida sedentaria junto al exceso de comida y de siesta, logran que los felinos pierdan su favorecida estética y terminen más bien como una bola peluda, condición que además interfiere en su salud y vitalidad.

Aunque usted no lo crea existen gimnasios solo para mascotas, donde hay un personal especializado que le crea una rutina de ejercicios para que realicen a diario con ayuda de sus pacientes amos. Este es el caso de Dani Lawhorne, quien no escatima en  esfuerzos para lograr que su minino Holly baje todos esos kilos de más.

Holly de 13 años pesa más de 8 kilos y 2 veces al mes va hacer su rutina de ejercicios en un resort de mascotas en Bulles, Virginia, USA. La rutina consiste en nadar, algo que por lo general odian los gatos pero Holly lo hace sin dificultades, aunque su cara no demuestra mucho agrado.

Es común ver  mascotas que son sobrealimentadas y esto puede traerle problemas a la columna y su salud en general, por eso lo mejor es controlar bien sus comidas para que después no tengan que pasar por gimnasios como Holly.

También es cierto que con la edad es normal que los gatos se pongan más gordos, pero esto no quiere decir que no estén saludables. Hacerlos adelgazar por vanidad no tendría ningún sentido. Además, si Holly hablara también podría mandar a su dueña al gimnasio ¿Que pensaran las mascotas de nosotros cuando los ponemos en estas situaciones?

Link: Mascotas XXL: Puede parecer gracioso, pero es un asunto de peso