Rebelión en el Circo: Atacan a domador de Lviv Circus (Ucrania)

Meterse a una jaula con seis leones para obligarlos látigo en mano a hacer estupideses tales como montarse sobre un columpio, puede tener consecuencias…bastante merecidas.

Hasta el cansancio hemos reiterado que estamos en contra de los circos con animales en donde el salvajismo es una cuestión humana, en primer lugar por secuestrar para fines del comercio del espectáculo a criaturas libres y autodeterminadas y en  segundo lugar “domarlas” con crueles métodos.

Hace menos de una semana  en el circo  Ringling Brothers  un tigre mató a su entrenador, poniendo nuevamente en la palestra el tema. Esta vez, no hubo un desenlace fatal, pero sí una situación provocada por el ridículo afán de controlar la naturaleza que sin duda nos gana en poder y fuerza.

Seis leones dentro de una jaula para ser dominados con estúpidos ejercicios de sumisión, literalmente subiendo sobre el columpio a los reyes del Reino, puede ser una pésima idea. Ya es una tendencia que los animales comiencen a reaccionar ante estos vejámenes.

Ya sabemos que tienen consciencia y una inteligencia que les permite construir códigos. Sí, muchos intuíamos la consciencia animal, pero también muchos eran escépticos frente al tema. Ahora no hay argumentos.  Es hora de atender a la ciencia y dar crédito a la Declaración de Cambridge, que neurólogos publicaron en 2012.

Mira el video, es muy impresionante ver cómo el domador insiste en subvertir al león, aún con evidentes heridas, en un afán patético por conservar su autoridad. La cuestión se agrava cuando no es  uno solo el rebelde y comienza a comprometerse la manada, articulándose un verdadero motín.