MX: Hasta en el agua hay inequidad en la ciudad de México

Un derecho humano universal que se distribuye de forma poco equitativa.

Existe un problema de inequidad en la distribución del agua en la Ciudad de México, ya que mientras las delegaciones del sur reciben cerca de 300 litros diarios por habitante, a Iztapalapa o Tláhuac llegan sólo cien litros por día y, en algunos casos, no se alcanza esta cifra, indicó Javier Velázquez Moctezuma, rector de la Unidad Iztapalapa de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM).

Otro factor que acentúa el desabasto de agua de la capital es que los sistemas Cutzamala y Lerma, que son los que proveen de agua al Distrito Federal, no son sustentables debido a que el agua que se trae, una vez utilizada, se desecha.

En reunión con diputados locales, Javier Velázquez Moctezuma  recordó que en 2010 investigadores de la Unidad presentaron el Plan Hídrico para el manejo de las subcuencas Amecameca y La Compañía que incluye, entre otras medidas, el aprovechamiento de agua de lluvia, tratamiento de aguas residuales e incrementar la profundidad del Lago Xico que rodea a una parte de Tláhuac y al municipio de Chalco, que lo convierte además en una amenaza ante desbordamientos.

El plan de la Unidad Iztapalapa, que implica aumentar de 1.5 a 9 metros la profundidad el lago Xico-Tláhuac, obras de canalización y saneamiento, así como la instalación de una planta potabilizadora, requiere una inversión de 4 mil 883 millones de pesos; en contraparte, las erogaciones para obras como los túneles Emisor Oriente, La Compañía y Canal General, así como el ducto de estiaje, representan 24 mil millones de pesos.

El maestro Pedro Moctezuma Barragán, coordinador del Programa Sierra Nevada de la UAM, indicó que el plan hídrico fue firmado por dependencias federales como la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), la Comisión Nacional del Agua (Conagua) y organismos estatales homólogos del Estado de México.

Señaló que las actuales obras en la Ciudad de México para extraer agua a más de dos kilómetros no son sustentables debido a que necesitan grandes cantidades de diesel para su bombeo, esto sin considerar que demandan análisis para verificar la calidad del líquido.

El docente mencionó que la captación de agua de lluvia es una realidad y, para ello, la universidad habilitó canaletas y depósitos para la cosecha pluvial en algunos planteles escolares ubicados en la sierra de Santa Catarina en Iztapalapa. Luego de un año, no necesitaron suministro mediante pipas e incluso, ante la imposibilidad de almacenar el agua recolectada, los vecinos de las escuelas se han beneficiado al disponer de los excedentes.

A la reunión asistieron los diputados Gabriel Godínez Jiménez, Carmen Antuna Cruz, Efraín Morales López y Rubén Escamilla Salinas, quienes manifestaron su interés por conocer a fondo el sistema de captación de lluvia y se comprometieron a sensibilizar al interior de la Asamblea Legislativa los alcances de las investigaciones de la universidad.

El rector de la Unidad Iztapalapa, Javier Velázquez, destacó que la propuesta de la universidad no es la solución total para la capital pero beneficiaría a cerca de tres millones de habitantes. El planteamiento es abordar el problema con los proyectos presentados y ampliar acciones como generación de pozos de infiltración, saneamiento de aguas residuales y una nueva cultura para el cuidado del recurso.

 Link: El manejo de los recursos hídricos (II): El surgimiento de los Estados

La crisis del agua es una crisis de gobernanza