Los insectos frotan sus antenas para agudizar sus sentidos

El misterio ha sido develado por un grupo de científicos del Departamento de Entomología de la Universidad de Carolina del Norte.

Sólo basta observar un momento a un insecto para darse cuenta de que pasan mucho tiempo limpiando sus antenas. Pues un grupo de científicos aceptó el desafío de darle respuesta a este fenómeno y para hacerlo estudiaron a un grupo de cucarachas. Lo que parecía ser un comportamiento obsesivo es en realidad la forma en que los insectos agudizan sus sentidos, en este caso el del olfato.

En el laboratorio se dieron cuenta de que las cucarachas usaban sus patas delanteras para meterse las antenas en la boca y lamerlas hasta que estuvieran limpias. El siguiente paso fue un tanto cruel, porque se les impidió a las cucarachas poder realizar esta acción para ver finalmente cuáles eran las consecuencias.  Pues se descubrió que se formaba una sustancia cerosa en sus antenas, que resultó ser una mezcla entre polutas, hidrocarburo cuticular y una sustancia que producen los insectos para que sus antenas no pierdan humedad. Después de tan sólo un día se comprobó que las cucarachas a las que se les impidió asearse acumularon hasta cuatro veces más cera que el grupo que sí lo hizo.

Finalmente, se llegó a la conclusión de que esta sustancia cerosa que los mantenía con la humedad necesaria, era la que en exceso disminuía su sentido del olfato, que es esencial para los insectos, ya que les permite encontrar comida, a otras cucarachas y lo más importante de todo sentir el peligro.

Luego se probó con diferentes especies, entre ellas hormigas y se llegó a la misma conclusión. Mantener sus antenas limpias es clave para la interacción con su entorno.

mkschal2013500.jpg

 

Fuente: Grooming Helps Insects Keep Their Senses Sharpened (NC University)