Lunes Literatos: Expreso Nova/ La carta del inspector J. Lee de la Policía Nova

El genial escritor William Burroughs en esta obra hace una especie de sinceramiento final: “que todos muestren sus cartas”. Las corporaciones y los gobiernos “mentirosos cobardes colaboradores traidores” que se han apoderado del Tercer Planeta, destruyéndolo.

Me voló la cabeza. Y hasta ahora lo hace. El guarrísimo y elegante escritor, William Burrough con sus delirios que mezclan realidad y ficción crea una atmósfera profética que tiene como punto de partida la crítica al modelo estadounidense del cual es hijo y heredero… como todo habitante del Tercer Planeta.

El almuerzo desnudo que incluso dio vida a una exquisita película, es una de sus obras más conocidas. Sin embargo Expreso Nova es un texto cargado de beligerancia apocalíptica en contra de los dueños del mundo que, parafraseando al inspector J.Lee de la Policía Nova: “han vendido el suelo bajo los pies de los que nunca nacerán. Traidores de todas las almas en todas partes. ¿Necesitan el nombre de Hassan i Sabbah para sus inmundos negociados? ¿Para vender a los no nacidos?”. Esta cruda reflexión la utilicé en la columna: Chile se vende o los recursos naturales como botín de unos pocos en donde caía realmente perfecto.

Cuando uno lee estas líneas y comienza a atar cabos, no resulta tan descabellada la reflexión lisérgica de Burroughs, que por muy drogado que esté conoce el mundo en esos recovecos más inmundos, esos caricaturizados por teóricos de la conspiración que tarde o temprano se ven involucrados en campañas comunicacionales para su total desprestigio 😛 Por eso, el refugio en la literatura resulta la mejor forma de edulcorar el conocimiento y revelarlo como si este fuera mera ficción.

A continuación la carta del desesperado inspector J. Lee de la Policía Nova. Disfruta encontrando las similitudes con la realidad, que por mucho que queramos, no es un paraíso, aunque la naturaleza se esfuerce hasta ponerse verde para que eso sea así:

“Últimas palabras

Que se oigan en todas partes mis últimas palabras. Que se oigan en todos los mundos mis últimas palabras. Oigan todos ustedes, sindicatos y gobiernos de la tierra. Y ustedes, autoridades que apañan negociados inmundos concertados vaya uno a saber en qué letrinas para apoderarse de lo que no es de ustedes. Para vender el suelo bajo los pies de los que no nacerán —
“Que no nos vean. No les digan qué estamos haciendo —”
¿Estas son las palabras de los omnipotentes directorios y sindicatos de la tierra?
“Por Dios que no salga a relucir lo de la Coca-Cola —”
“Ni el Negociado del Cáncer con los venusinos —”
“Ni el Negociado Verde — Que no se den cuenta de —”
“Ni de la muerte del Orgasmo —”
“Ni de los hornos —”
Oigan: a todos ustedes me dirijo. Muestren sus cartas jugadores. Paguen todo paguen todo devuélvanlo todo. Jueguen todo jueguen el resto. Para que todos vean. En Times Square. En Piccadilly.
“Prematuro. Prematuro. Danos un poco más de tiempo.” ¿Tiempo para qué? ¿Para más mentiras? ¿Prematuro? ¿Prematuro para qué? Digo a todos que estas palabras no son prematuras. Estas palabras pueden ser demasiado tardías. Faltan minutos. Minutos para el objetivo enemigo — “Archisecreto — Archivado — Para Uso del Directorio — La Élite — Los Iniciados —”
¿Son estas las palabras de los omnipotentes directorios y sindicatos de la tierra? Estas son palabras de mentirosos cobardes colaboracionistas traidores. Mentirosos que quieren más tiempo para más mentiras. Cobardes que tienen miedo de enfrentar con la verdad a los “perros”, a los “negativos”, a los “mandaderos”, a las “bestias humanas”.

Colaboracionistas con la Gente Insecto, con la Gente Legumbre. Con cualquier clase de gente de cualquier parte que les ofrezca un cuerpo para siempre. Para cagar por los siglos de los siglos. Para eso han vendido ustedes a sus hijos. Han vendido el suelo bajo los pies de los que nunca nacerán. Traidores de todas las almas en todas partes. ¿Necesitan el nombre de Hassan i Sabbah para sus inmundos negociados? ¿Para vender a los no nacidos?

¿Qué miedo los ha hecho refugiarse en el tiempo? ¿En el cuerpo? ¿En la mierda? Lo diré: “la palabra”. La Palabra Extranjera “la”. “La” palabra del Enemigo Extranjero “los” aprisiona en el Tiempo. En el Cuerpo. En la Mierda. Prisioneros, salgan. Los grandes cielos están abiertos. Yo Hassan i Sabbah borro la palabra para siempre. Suprimo todas las palabras de ustedes para siempre. Y también elimino las palabras de Hassan i Sabbah. A través de todos sus cielos lean la escritura silenciosa de Brion Gysin Hassan i Sabbah: trazada sobre Nueva York el 17 de setiembre de 1899.

Salgan, prisioneros

“No escuchen a Hassan i Sabbah”, les dirán. “Quiere arrebatarles el cuerpo y todos los placeres del cuerpo. Escuchémonos nosotros. Les ofrecemos el Jardín de las Delicias Inmortalidad Conciencia Cósmica Lo Mejor en Materia de Drogas. Y amor amor amor a baldazos. ¿Qué tal les suena muchachos? ¿Mejor que Hassan i Sabbah y su fría ventosa incorpórea roca? ¿No es cierto?
A riesgo inmediato de descubrir que soy el personaje más impopular de toda ficción — y la historia es ficción — debo decir esto:
“Reúnan el estado de las noticias — Investiguen desde el estado hasta el autor — ¿Quién monopolizó el Amor el Sexo y el Sueño? ¿Quién monopolizó Time Life y Fortune”? ¿Quién les quitó lo que es de ustedes? ¿Lo devolverán todo ahora? ¿Alguna vez han dado algo a cambio de nada? ¿Alguna vez han dado algo más de lo que tenían para dar? ¿Acaso no han vuelto a apoderarse de lo que habían dado cada vez que ha sido posible y siempre lo ha sido?

Oigan: el Jardín de las Delicias que les prometen es una cloaca — Me ha costado algún esfuerzo trazar el mapa de esa red de cloacas en las partes llamadas pornográficas de Almuerzo desnudo y Máquina blanda — La Inmortalidad la Conciencia Cósmica el Amor que les prometen es mierda de tercer orden — Sus drogas son venenos destinados a provocar el auge de la Muerte Orgasmo y los Hornos de Nova — Apártense del Jardín de las Delicias — Es una trampa devoradora de hombres que remata en una gomosidad verde — Tírenles a la cara ese sucedáneo de Inmortalidad — Se hará trizas antes de que ustedes puedan salir de La Gran Tienda — Echen al inodoro sus drogas — Están envenenando y monopolizando las drogas alucinógenas — Aprendan a hacerlas sin trucos químicos — Lo único que ofrecen es una pantalla para ocultar su retirada de la colonia que han administrado de manera tan lamentable. Para ocultar los preparativos del viaje y no tener que pagar a los electores después de traicionarlos y venderlos. Cuando tengan lista la huida volarán este lugar.

Y mi programa de austeridad total y resistencia total ¿qué puede ofrecerles a ustedes? No les ofrezco nada. No soy político. Esta es una situación de extrema urgencia. Y estas son mis instrucciones para la situación de extrema urgencia si se cumplen ahora mismo quizá impidan el desastre total:

“Pueblos de la tierra, los han envenenado. Conviertan toda la existencia disponible de morfina en apomorfina. Químicos: trabajen de sol a sol en la variación y la síntesis de la fórmula de la apomorfina. La apomorfina es el único recurso que podrá desintoxicarlos y cortar la dirección del rayo enemigo. Apomorfina y silencio. Ordena resistencia absoluta contra esta conspiración para liquidar a los pueblos de la tierra con sucedáneos que no sirven de nada. Ordena resistencia total contra La Conspiración de Nova y contra todos los que están metidos en ella.

“El propósito de todo cuanto escribo es denunciar y detener a los Criminales de Nova. En Almuerzo desnudo, Máquina blanda y Expreso Nova revelo quiénes son y qué están haciendo y qué harán si no los detienen. Faltan minutos. Almas podridas por sus drogas orgasmo, carne estremecida por los hornos de Nova, prisioneros de la tierra: es el momento de salir. Con ayuda de ustedes podemos ocupar El Estudio Cinematográfico de la Realidad y reconquistar el universo del Miedo la Muerte y el Monopolio.

Firmado: Inspector J. Lee, Policía de Nova”

Posdata de El Regulador: Quisiera lanzar una voz de alarma — Hablar es mentir — Vivir es colaborar — Cualquiera es un cobarde frente a los hornos de Nova — Hay grados de falsa colaboración y de cobardía — Lo cual significa grados de intoxicación — Y es precisamente un problema de regulación — El enemigo no es hombre no es mujer — El enemigo sólo existe donde no hay vida y siempre actúa para llevar la vida a situaciones extremas e insostenibles — Ustedes pueden apartar al enemigo de su línea mediante el uso de la apomorfina y el silencio — Usen la droga de la cordura la apomorfina.

“La apomorfina está hecha de morfina pero su efecto psicológico es completamente distinto. La morfina deprime el cerebro frontal. La apomorfina estimula el cerebro posterior, actúa sobre el hipotálamo para regular el porcentaje de los varios componentes del suero sanguíneo y así normaliza la composición de la sangre.” Cito de La ansiedad y su tratamiento, del doctor John Yerbury Dent.”

Ufff. Ya ven, a la más pura libre interpretación, podrán encontrar algo de sentido y “seriedad” a estas palabras sacadas de la mente afiebrada de este camarada beat.