Por gatos callejeros ave endémica del Mediterráneo podría desaparecer

Gatos que alguna vez vivieron con sus amos están atacando a millones de aves que incluso podrían extinguirse. El culpable una vez más es el ser humano.

Los gatos callejeros están en casi todas las ciudades del mundo, la mayoría está fuera de los hogares porque fueron abandonados por sus amos, pero como los gatos son muy inteligentes pueden sobrevivir no sin mucho sufrimiento. Abandonar  aun animal domestico además de ser una especie de maltrato animal conlleva una enorme irresponsabilidad que puede incluso cambiar la biodiversidad de un territorio, tal cual está ocurriendo en una isla del Mediterráneo.

La isla francesa Le Levent, está perdiendo sustancialmente su población de pardela mediterránea (Puffinus yelkouan), un ave endémica de la zona que está siendo el bocadillo principal de miles de gatos salvajes que pululan por este archipiélago.

Los datos fueron arrojados por el Instituto de Productos Naturales y Agrobiología (IPNA-CSIC) y el Instituto Mediterráneo de Biología y ecología de Francia, quienes estudiaron durante dos años la costa azul francesa.

El ave es muy singular, ya que anida en el suelo a pesar de que está todo el día en las costas cazando su comida. Es justo cuando llega a casa cuando corre más peligro, ya que los gatos las están esperando para devorarlas sin que estas puedan hacer nada al respecto y mucho menos sus crías pequeñas.

virot.jpg

“Estas aves marinas viven únicamente sobre las islas, donde antes no había depredadores. Por ello, son muy hábiles en el mar porque se alimentan exclusivamente de peces o calamares, pero muy endebles en tierra”, comentó Elsa Bonnaud, quien fue parte de investigación.

Se estima que los gatos salvajes dan de baja a unas 800 o 3200 pardelas año, lo cual es bastante grave ya que el ave ya ni siquiera alcanza a reproducirse masivamente. Los felinos no son muy diferentes a los que tenemos en casa, solo que fueron abandonados por los humanos o nacieron en la calle. Por necesidad se han agrupado en pandillas que cada noche buscan alimento y las pardelas además de deliciosas son fáciles de atrapar, pues viven en pequeñas cuevas.

Las islas Baleras y Canarias también sufren este mismo problema con los gatos callejeros. Al parecer el control de estas mascotas es más complicado que en los continentes.

“La mejor solución para todas las islas pequeñas y poco habitadas es capturar los gatos –en trampas vivas– y transportarlos al continente. Nosotros hicimos este trabajo en otra isla cercana a Le Levant, los llevamos al veterinario, los dimos en adopción y los resultados fueron óptimos”, propone Bonnaud.

Por desgracia esta última idea puede ser muy costosa y difícilmente hay fondos para este tipo de iniciativas en otras islas del mundo. además, dar gatos en adopción es otro problema que se vive en todas las ciudades donde la gente prefiere adoptar a felinos pequeños ante que uno grande y salvaje.

 

Fuente: La invasión de gatos alvajes puede acabar con un ave marina endémica del Mediterráneo (SINC)