Una ciudad accesible es una ciudad para [email protected]

Esperamos que durante 2013 podamos participar de nuevos proyectos locales que integren distintos medios de transporte con foco en la sustentabilidad de nuestras ciudades.

Durante las últimas semanas, la intermodalidad en el transporte ha tomado más fuerza en la prensa a raíz de proyectos locales en distintas comunas de nuestro país. Desde que leímos la excelente noticia que quienes empleemos nuestras bicicletas en Valparaíso, desde el 07 de enero ya podemos trasladarlas por ejemplo hacia Viña del Mar, en metro; la integración de los modos de transporte en las ciudades, parece ser una realidad cada vez más próxima.

De hecho sólo en enero, nos enteramos de otros dos proyectos importantes. En Valparaíso, se inaugurarán próximamente dos nuevas ciclovías que permitirán que los usuarios de bicicletas puedan transportarse con mayor seguridad por la ciudad. En Santiago, en la comuna de Providencia en tanto, el gobierno local promoverá el uso de medios de transporte como la bicicleta, mediante la implementación de cuatro nuevas rutas, extensiones de ciclovías, estacionamientos de larga estadía, entre otros proyectos.

Si bien en Chile estamos contentos por estas puntuales, pero importantes señales; esta semana leímos que en Inglaterra sólo el 2,2% de las personas utilizan la bicicleta como medio de transporte. Este porcentaje, muy por debajo del 40% en Dinamarca y el 20% en Suecia, e inferior aun al 3% de nuestro país (en 2008); dejó preocupados inclusive al parlamento británico.

En efecto el artículo: Cycling in Britain: government to get serious with all-party inquirí, da cuenta que el exceso de velocidad de autobuses y camiones, las mala calidad de las ciclo rutas y la falta de vías segregadas, ha desincentivado el uso de la bicicleta. Respecto de los usuarios, sólo una cuarta parte de los ciclistas británicos son mujeres.

¿Cómo incentivar que se diversifique el modo de transportarnos por nuestras ciudades?

Al parecer, las alianzas multisectoriales parecen ser la solución. En la nota de prensa se relataba que se han invitado a un importante número de mujeres y hombres ciclistas a relatar en diversas audiencias con parlamentarios, cuales son sus necesidades. De este modo se espera formular un proyecto en conjunto, que se traduzca en medidas efectivas, factibles y sustentables.

Avanzar hacia ciudades más justas, integradas y equitativas dependerá entonces de una participación ciudadana efectiva y un gobierno local que tome en consideración esas necesidades. La articulación de actores y un entendimiento cabal que la libre movilidad es esencial para la equidad, permitirá promover ciudades más accesibles, es decir, ciudades para [email protected]