Ciclovías en Providencia: La calle y los parques

La noticia que apareció el viernes 18 de enero 2013 en el diario LUN genera alegría.

Es importante reconocer a las ciclovías,el aporte a la masificación del uso de la bicicleta, más allá si lo hace como un transporte, diversión o deporte. Luego la noticia indica que se utilizará la calzada de Av. Ricardo Lyon en el espacio que hoy ocupan autos estacionados. Mejor aún, porque se gana un espacio que estaba perdido para el encuentro ciudadano. Además se indica la intención de ligar esta Ciclovía a la estación de Metro Los Leones, la intención es correcta, pero depende de Metro que ya está atrasado en definir un horario y sistema en que se pueda transportar bicicletas y depende de instalar un Biciestacionamiento con las condiciones y capacidad adecuadas al flujo que en ese punto se genera, asumido a costo y gestión municipal (no habiendo otra más realista)

Por lo tanto la noticia para el mundo ciclista es buena y está bien orientada hacia pensar la bicicleta bajo un nuevo paradigma de movilidad urbana. A mi juicio hay tres acciones de corto plazo que podría realizar Providencia, para dar mayor visibilidad y consolidación a un cambio en la forma de pensar la ciudad:

Primero corregir  las deficiencias evidentes de diseño que presentan algunas ciclovías. Existen errores manifiestos en los cruces, en la continuidad, etc., que se perciben de fácil solución, de bajo costo y alto impacto.

Segundo, asumir cabalmente el derecho que tienen los ciclistas, contemplado en la Ley de Tránsito, a circular por la calzada o mejor dicho a “Pedalear por la calle”.

Ambas acciones , más el aumento de kilómetros de ciclovías se complementan, ya que es imposible y muy poco eficiente solucionar saludablemente todas las circulaciones segregadas, por lo tanto el ciclista no debiera estar obligado a utilizar como medio de transporte (como recreación es otra cosa) una “ciclovía” que no cumple las condiciones de diseño y por otra parte, donde no están las condiciones y el espacio urbano para resolver adecuadamente la circulación peatonal, de bicicletas y vehículos en forma segregada, la convivencia que se debe reforzar, educar y asegurar es la de la bicicleta con el vehículo motorizado en una misma calzada.

Y la tercera acción que creo, sería un “golazo”, es la continuación de la ciclovía por R. Lyon, hasta el Parque Metropolitano de Santiago (pasando por el Río Mapocho). Con esto se lograría un importante aporte a la vinculación de un sistema de parques, que estructuren y aireen nuestra trama urbana, sin contar con la alegría que esto generaría en los miles de ciclistas que acceden al Parque Metropolitano, atravesando la comuna de Providencia.