¡Guau! Afortunado encuentra pepón de casi 3 kilos

Toda una sorpresa se llevó un principiante buscador de oro cuando se encontró con tremendo camote dorado. Por precaución el suertudo no quiso mostrar su sonriente rostro.

El sueño de todos los hombres que alguna vez participaron de la fiebre del oro, se le cumplió a un buscador aficionado al sur de Australia. Encontró una  piedra de oro de ¡2.8kilos! Y solo a 60 centímetros bajo tierra.

La piedra fue encontrada gracias a un detector de metales de mano en la ciudad Victoria Balart. Según el afortunado la máquina sonó muy fuerte cuando detecto la “pepita”, pero jamás imaginó encontrarse con tremendo tesoro.

Cerca de 315.000 dólares podría costar esta pepita de oro, aunque algunos aseguran que podría valer mucho más, pues hace años que en esas tierras no se encontraba una mole de oro de ese tamaño.

Hace dos siglos Victoria Balart fue el epicentro de la fiebre del oro en Australia y a pesar de que el hombre arrasó con los metales de este lugar, aún quedan vestigios de la época dorada.

“He sido buscador de oro y comerciante por décadas, y no puedo recordar cuándo fue la última vez que se encontró una piedra de 2,8 kg.” Relata Cordell Kent, un buscador de oro de la zona y dueño de la empresa Ballarat Ming Exange Gold.

Por suerte quien encontró la súper piedra de oro, no era un millonario dueño de minas de oro. Si no un trabajador común y corriente que dedicaba su tiempo libre a soñar con su máquina busca metales. Con la hazaña se espera que más australianos del lugar se pongan a buscar oro, recordando tiempos pasados llenos de esperanza cuando  personas buscaban piedras preciosas con las manos y no con mega maquinarias de destrucción que para extraer oro secan todo vergel a su paso.

 

Fuente: Australiano descubre piedra de oro de cinco kilos (BBC)