Crea un repelente de mosquitos casero que no contamina

¿Estas en verano y los mosquitos y moscas no te dejan dormir? Aquí te presentamos una verde solución.

En el verano, además del calor aparecen molestosos mosquitos los cuales jamás te dejarán dormir de noche y de día te tienen todo el tiempo dándote golpes en piernas y brazos por sus rápidas picaduras, las cuales pueden ser muy peligrosas, pues pueden dejarte larvas o enfermedades como el dengue.

Los repelentes que venden en las farmacias son una muy buena solución para espantar a estos bichos, el problema es que la mayoría de los aerosoles son muy contaminantes y si estamos en casa, de paseo en la playa, la selva o el bosque tenemos que ser responsables con el medioambiente y evitar contaminar si está a nuestro alcance hacerlo.

Pon manos a la obra y reúne los siguientes materiales para hacer tu propio repelente de mosquitos casero.

La fórmula es tan barata y sencilla que no volverás a comprar repelentes.

Debes tener una botella de alcohol, medio frasco de aceite orgánico para bebé y 30 clavos de olor. Deja todo junto a reposar por unas horas y luego espárcelo en tu cuerpo con un algodón ¡Ningún mosquito se acercará!

La mezcla se puede usar varias veces si la guardas en un frasco cerrado, es genial porque a diferencia de los repelentes tradicionales no quedarás mal oliente, al contrario.

Haz la prueba, te ahorraras unos pesos y aportaras con una cusa verde.

Fuente: Repelente de mosquitos casero (Diario Ecología)