Bebidas gaseosas y depresión: Una relación peligrosa

Nuevo estudio pone en evidencia las consecuencias del consumo de bebidas endulzadas.

Nuevas investigaciones han demostrado que el consumo de bebidas endulzadas y sobre todo las de dieta incrementan los riesgos de padecer depresión.

El estudio involucró a 263 mil 925 personas de entre 50 y 71 años a quienes se supervisó el consumo de bebidas durante los años 1995 y 1996. Casi diez años después se los volvió a contactar: desde el 2000 11.311 pacientes fueron diagnosticados con depresión.

Se llegó a la conclusión de que los que consumieron más de cuatro latas de bebida al día tenían un 30% más de probabilidades de ser diagnosticados con depresión que quienes no tomaban bebidas. Aquellos que tomaban más de cuatro porciones de jugo azucarado tenían un 38% más de probabilidades que quienes no lo hacían.  Lo increíble es que los porcentajes de riesgo aumentaron en quienes consumían bebidas y jugos dietéticos.

Muy por el contrario, las personas que tomaban más de cuatro tazas de café al día tenían un 10% menos de probabilidades de padecer depresión. “Nuestra investigación sugiere dejar el consumo de bebidas de dieta y reemplazarlas por café sin endulzar, ya que eso podría ayudar naturalmente a bajar el riesgo de padecer depresión”, dijo el encargado de la investigación Honglei Chen.

Este estudio será presentado el próximo 16 de enero en la reunión anual de la Academia de Neurología americana en San Diego (EE.UU.) y se enfoca principalmente en las consecuencias físicas y mentales del consumo excesivo de gaseosas.

 

Link: Quieren prohibir los refrescos y bebidas tamaño gigante en Nueva York

Fuente: Estudio vincula consumo de bebidas gaseosas con depresión (La Tercera) 

Hold the Diet Soda? Sweetened Drinks Linked to Depression, Coffee Tied to Lower Risk (AAN)