Foto: Araña ancestral nunca llega a comer su cena

La increíble escena se ha preservado durante 100 millones de años.

Esta araña quedó encerrada en la savia de un árbol mientras se aprestaba a atacar a una avispa. La savia se volvió ámbar (¿recuerdas el mosquito de Jurasic Park?) y dejó una increíble escena preservada durante 100 millones de años, donde incluso se pueden apreciar los hilos de seda de la telaraña.

Según Wikipedia, “el ámbar es una piedra preciosa hecha de resina vegetal fosilizada”, que proviene de coníferas y algunas angiospermas. Su nombre proviene del árabe y significa lo que flota en el mar, ya que en un principio se refería al ámbar gris.

El hallazgo fue publicado en el siguiente paper que, lamentablemente, está tras un paywall.

Osom foto.

spiderinside.jpg

Fuente: Ancient spider never gets to finish dinner (BoingBoing)