Kimchi: Plato coreano es uno de los más saludables del mundo

Este plato coreano ha ganado popularidad en el mundo por lo saludable que es y por los nutrientes y vitaminas que aporta.

Al hablar de ingredientes y platos saludables siempre se mencionan la lechuga, el atún, cereales y harinas integrales, entre otros. Sin embargo poco a poco el kimchi, plato tradicional coreano, ha logrado posicionarse y tanto el New York Times como Health Magazine lo incluyen es sus listas de alimentos sanos. Este último medio lo incluyó entre las cinco comidas más saludables del mundo. En esta lista el aceite de oliva español ocupa el primer lugar, la soya japonesa el segundo, el yogur griego el tercero, las lentejas de la India el cuarto y kimchi el quinto.

El kimchi está presente en todas las comidas de los coreanos. Es tan importante que cada familia tiene su propia receta y al momento de tomarse una fotografía dicen kimchi en vez de whiskey o cheese. La preparación tradicional consta de repollo chino -puede ser también pepino o rábano – adobado con múltiples especias y que se deja fermentar en una vasija de barro al aire libre durante un período que varía desde dos días a doce horas. Luego de eso se guarda en el refrigerador por al menos dos semanas y el resultado es algo así como un vegetal al escabeche.

Este alimento es tan saludable que 100 grs. sólo aportan 38 calorías y tiene un alto contenido de fibra, calcio, hierro y vitaminas A, B y C. Su mayor beneficio es que contiene una bacteria llamada lactobacilo que regula en tránsito intestinal y evita y combate infecciones por hongos. Se dice que podría prevenir el cáncer y como dato curioso se puede mencionar que la población coreana aseguró en muchas publicaciones haberse sentido protegida del virus AH1N1 gracias al kimchi.

Los coreanos aman tanto el kimchi que tres instituciones de investigación del gobierno gastaron millones de dólares perfeccionando la mejor forma de conservar este alimento en el espacio, para que al primer astronauta de su país Ko San se nutriera fuera de la órbita terrestre. Sí señores, el kimchi llegó hasta una Estación Espacial Internacional en 2008.

La dieta coreana baja en grasas y alta en fibra ha mantenido a raya la obesidad en el país. Así mismo la preparación de cada plato es de la forma más natural posible. “Corea prohíbe el uso de elementos químicos en sus alimentos y aplica un estricto sistema de trazabilidad de todo el proceso de producción, monitoreando también el proceso de comercialización proporcionando a los consumidores la información exacta para su seguridad”, explica Sun Tae Park, consejero de la Embajada de Corea en Chile . Con esto se aseguran que desde el primer paso de la cadena productiva del plato, se produzca un alimento no sólo saludable para el cuerpo humano sino que para la tierra.

Este producto se puede encontrar en mercados asiáticos y restaurantes coreanos. En Chile, específicamente en Santiago basta llegar al barrio Patronato para disfrutar de esta maravilla culinaria. El mejor dato es el restaurante Sukine, que a estas alturas es considerada la mejor picada de este tipo de cocina.

Link: Lo que comen en el mundo