Un alga que prolifera en climas extremos tiñe de rojo playa de Sidney

La especie se caracteriza por disminuir el oxígeno del agua, lo que provoca la muerte de los peces en el área.

Diferentes playas de Australia fueron cerradas debido al brote de una especie de alga que tiñe el agua de rojo.

La especie conocida como Noctiluca scintillans conocida comúnmente como chispa de mar, es una especie de dinoflagelado marítimo de vida libre, que exhibe bioluminiscencia  producida por un sistema de luciferina – luciferasa situado en miles de orgánulos esféricos o “micro-fuentes”, ubicados en todo el citoplasma de este protista unicelular.

Bueno Noctiluca Scintillans  pintó de rojo las playas de Clovelly y Gordons Bay, además de la mundialmente conocida, Bondi, en la costa de Sydney.

El alga tiende a proliferar en situaciones de climas extremos, sobre todo cuando se trata de una temperatura cálida combinada con lluvias abundantes, de acuerdo con los expertos.

La temperatura del agua incrementó de 19 a 21 grados Celsius rápidamente y eso provocó un aumento substancial de las algas en las playas. La especie se caracteriza por disminuir el oxígeno del agua, lo que provoca la muerte de los peces en el área.

El personal encargado de las zonas costeras asegura que el alga no es tóxica, sin embargo, puede provocar irritaciones en la piel y en los ojos, por lo que prefirieron cerrar las playas al público. Si bien por el momento no es toxica , pero a medida que aumenta su número y se alimenta vorazmente de niveles altos de fitoplancton, altos niveles de amoníaco se acumulan en estos organismos, que luego excretan y en la zona circundante que puede añadir a los productos químicos neurotóxicos que son producidos por otros dinoflagelados, tales como Alexandrium spp. o Gonyaulax spp., que dan lugar a la muerte del resto de la vida acuática en la zona.

Hasta el momento, solo la reconocida Bondi ha sido reabierta a los visitantes.