El teñido químico y su impacto en la vida

El distrito de Tirupur, en el estado de Tamil Nadu, India, se conoce con el nombre de Cinturón del Algodón debido a las plantaciones y fábricas de tratamiento de este tejido.

El distrito de Tirupur, en el estado de Tamil Nadu, India, se conoce con el nombre de Cinturón del Algodón debido a las plantaciones y fábricas de tratamiento de este tejido. Las pobres condiciones laborales e higiénicas de los trabajadores, junto a la falta de control en el manejo de los químicos nocivos con que trabajan está afectando de manera severa el medio ambiente y la salud humana. El problema es que son precisamente estás condiciones las que privilegian grandes marcas occidentales para abaratar costos y vender a precios más bajos.

Pero India no es el único país con este problema. En China y Bangladesh también hay talleres donde se dan estas condiciones. Varios grupos ambientalistas y por la defensa de los derechos humanos han criticado el cinturón textil del algodón, sobretodo por el grave riesgo que conlleva manipular las sustancias químicas sin las debidas medidas de seguridad.

Esas son algunas de las razones por las que muchas fabricas han cerrado, pero eso trajo desempleo y decenas de miles de personas en paro. De hecho, se calcula que unas 100 mil personas perdieron sus empleos. Pero no pienses que eso acabó con la industria del teñido químico. Los dueños de las empresas trasladan las fabricas a cualquier otra región del mundo donde exista mano de obra barata y pocas o nulas medidas de control medioambiental. Incluso con la ocurrencia de accidentes, las multas laborales e indemnizaciones le salen muy baratas a los empresarios.

Los países donde llegan los productos teñidos químicamente no están exentos de problemas. Se han descubierto casos de alergias, hinchazón y picor de la piel ante el contacto con algunas de las prendas. El origen de esto es el compuesto N,N-dimetilformamida (o dimetilformida), compuesto orgánico que se conoce más por su nombre abreviado: DMF.

Este compuesto ha sido relacionado con algunos casos de cáncer y se cree que puede causar defectos congénitos. Es más, en algunos sectores de la industria en occidente se prohibe a mujeres trabajar con DMF. A pesar de eso, la Environmental Protection Agency (EPA) no lo considera peligroso y autoriza su uso. En Europa el DMF no puede ser utilizado en las fabricas, pero las prendas con esta sustancia si pueden ser comercializadas en la Unión Europea.

Fuente: Químicos para teñir la ropa, contaminan el medio ambiente y producen cáncer (Ecología Verde)