Viejo Zoo italiano vuelve a la vida como Museo de Arte Callejero

El arte es un excelente elemento para exorcizar de alguna manera todo lo que aquí se vivió.

Hay muchas cárceles, centros de tortura y distintos recintos en donde el dolor humano ha sido trocado por la cultura. Lo mismo ocurre en este caso, pero con el sufrimiento animal del zoológico italiano que ha sido recuperado por el arte para exorcizar de alguna manera todo lo que aquí se vivió.

El Museo de Arte de la calle es parte del proyecto Border Land, que utiliza la antigua sede del zoo, Parco Michelotti.