España busca reducir sus emisiones y cumplir con los acuerdos de Kioto

El Ministerio de Medio Ambiente español trabaja en una hoja de ruta que le permita reducir en un 10% las emisiones provenientes del transporte, residuos y los hogares, para el año 2020.

El Ministerio de Medio Ambiente español trabaja en una hoja de ruta que le permita reducir en un 10% las emisiones provenientes del transporte, residuos y los hogares, para el año 2020.

Así lo señaló el secretario de Estado de Medio Ambiente, Federico Ramos, en su cita con la Comisión de Cambio Climático del Congreso, donde además aseguró que la “tarea es compleja” e implica la coordinación de todos los ministerios y comunidades autónomas. De esa forma se llegaría a medidas concretas y cuantificables.

Ramos indicó que para el año 2050 todos los países europeos deberán haber reducido sus emisiones hasta en un 80%, tomando como base el año 1990. El secretario añadió que “hay que limitar la temperatura media global por encima de los dos grados centígrados. Se trata de una apuesta estratégica de la UE y que hay que empezar a cimentarla ya. España no se va a quedar atrás”. El Gobierno español ya trabaja en una estrategia para impulsar actividades económicas bajas en carbono, ayudando a las empresas con la implementación de tecnologías limpias que, ademas de reducir emisiones de CO2, generan empleos.

Tras la compra de derechos de emisión a Polonia a principios de Octubre por un valor cercano a los 40 millones de euros, España se acerca a cumplir los compromisos de Kioto. Al respecto, Ramos indicó: “Lo que hemos tenido es la habilidad de hacer una buena negociación y avanzar en la compra de emisiones. La compra no es un modelo que queramos a medio plazo, sino que queremos dejar de comprar derechos de emisión a otros países y apostar por proyectos internos”, ha destacado ya que, en su opinión, “las empresas españolas están sobradamente preparadas para ello”.

De acuerdo a Ramos, España ya no tenía margen de maniobra para reducir a corto plazo las emisiones y poder cumplir con el acuerdo de Kioto. Debido a eso, el presupuesto del año 2012 contemplaba adquirir un volumen de unidades “muy superior a la de años anteriores y consiguiendo un ahorro del 91 por ciento por tonelada de CO2, adquirida respecto al mejor precio negociado en la legislatura anterior”.

El acuerdo de compra con Polonia cubrirá gran parte del déficit, que se estima asciende a las 105 millones de unidades.

Fuente: Medio Ambiente busca reducir un 10% las emisiones de sectores difusos (Europa Press)