El estrés de los perros abandonados de Fukushima

La situación de refugiados que muchos habitantes de Fukushima, Japón, debieron adoptar tras el accidente nuclear provocado por el terremoto y posterior tsunami del 11 de marzo de 2011 ha llevado al abandono involuntario de muchos animales domésticos.

La situación de refugiados que muchos habitantes de Fukushima, Japón, debieron adoptar tras el accidente nuclear provocado por el terremoto y posterior tsunami del 11 de marzo de 2011 ha llevado al abandono involuntario de muchos animales domésticos.

Centros de rescate de la prefectura de Fukushima han recibido perros callejeros y abandonados durante todo este tiempo. A través de entrenamiento de resociabilización y atenciones de salud, se han podido constatar las características del comportamiento de estos animales y los niveles de cortisol en su orina y así, compararlos con los de aquellos perros abandonados que no sufrieron estrés por el terremoto.

Los perros de Fukushima mostraron niveles agresivos significativamente menores hacia desconocidos, el entrenamiento y sus cuidadores; además, sus niveles de cortisol en la orina eran 5-10 veces más altos que los de perros abandonados de otras áreas de Japón. Esos resultados sugieren que los perros de Fukushima sufrieron una crisis de estrés extrema.

Puedes acceder al paper del estudio en el siguiente enlace.

perrosfuku.jpg

 

 

Fuente: Continued Distress among Abandoned Dogs in Fukushima (Nature)