Gerente General Natura Chile: “El compromiso con la sustentabilidad es uno de los pilares más importantes en la trayectoria de más de 40 años”

En entrevista a Hans Werner, Veo Verde indagó en la cultura de sustentabilidad de esta empresa de belleza natural fundada en 1969.

Veo Verde: ¿Puede hablarnos sobre las distintas tecnologías verdes que usan en los productos de la línea Natura Ekos?

Hans Werner: Detrás de la línea Ekos existe un equipo especializado de científicos que desarrollan tecnologías innovadoras que reducen al máximo el impacto sobre el medio ambiente, promueven el desarrollo de las comunidades proveedoras de materias primas y garantizan una experiencia placentera para nuestros consumidores al utilizar nuestros productos. A este conjunto de esfuerzos que buscan el bien de todos, damos el nombre de Tecnologías Verdes.

Las tecnologías verdes desarrolladas por Natura, contemplan:

a) La Vegetalización de las Fórmulas, reemplazando las materias primas de origen animal, sintético o mineral  por materias primas de origen vegetal, o sea, provenientes de fuentes renovables.

b) Uso del Plástico Verde  (Polietileno Verde), que además de ser 100% reciclable, posee la ventaja de tener origen renovable, pues es hecho a partir de la caña de azúcar, y emite menos carbono en relación a los plásticos convencionales.

c) Uso de Plástico PET reciclado post consumo. Los embalajes de plástico PET de los productos de Natura Ekos son 100% reciclables y poseen, en su composición, 50% de materiales vírgenes (que no pasaron por el proceso de reciclaje) y 50% de materiales reciclados post consumo, o sea, obtenidos a partir de varios tipos de embalajes y de otros materiales de plástico PET, que llegaron hasta el consumidor final, fueron descartados, recogidos y procesados por empresas recicladoras dando origen a resinas PET recicladas. El resultado es un PET reciclado con las mismas cualidades del PET virgen.

d) Uso de Papel Reciclado post consumo es otra tecnología verde. Para evitar la producción de basura y el desperdicio, los productos de Natura Ekos son empacados apenas con la cantidad necesaria de papel. Aun así, esos embalajes, y cajas, son 100% reciclables y contienen 40% de fibras de papel reciclado post consumo, lo que quiere decir que ese material fue obtenido a partir de varios tipos de embalajes y de otros materiales de papel, que llegaron hasta el consumidor final, fueron descartados, recogidos y procesados por empresas recicladoras dando origen a papeles reciclados.

e) Uso de Repuestos, que no sólo significan un ahorro para los consumidores, dado que cuestan un 20% más barato que un producto regular, sino que además tienen la ventaja de consumir menos material de embalaje que son poco amigables con el medio ambiente (plástico, papel, vidrio, etc.) en relación a los productos regulares, representando una reducción en la utilización de recursos naturales, en la generación de residuos sólidos y también en la emisión de gases de efecto invernadero. Con la reposición del contenido, los embalajes originales de Natura Ekos pueden ser reutilizados, como mínimo, 5 veces antes de ser descartados.

f) Las Etiquetas Desplegables, también son parte de nuestras tecnologías verdes. En lugar de utilizar la técnica de serigrafía e imprimir las informaciones sobre productos directamente en el frasco, Natura Ekos optó por usar etiquetas desplegables, hechas con una película plástica autoadhesiva fácilmente desprendible, lo que contribuye con el proceso de reciclaje de los embalajes.

g) La Tapa Twist, que es utilizada en la mayoría de productos de la línea Natura Ekos, disminuye el uso de moldes diferentes y evita el gasto innecesario de acero. Su formato twist facilita la retirada para reposición de los productos contenidos en los repuestos.

VV: ¿Por qué Natura apuesta por este tipo de productos, amigables con el medioambiente?

HW: El compromiso con la sustentabilidad es uno de los pilares más importantes en la trayectoria de más de 40 años de Natura. Desde nuestra fundación, en 1969, reconocemos – y explicitamos en nuestro nombre- la creencia de la enorme capacidad que tiene la naturaleza para entregar insumos e inspiración para el desarrollo de productos realmente innovadores, que les entreguen a los consumidores una relación armoniosa y agradable con su cuerpo.

Desde su inicio en Natura buscamos desarrollar nuestro negocio en base a un modelo de gestión que promueva el crecimiento económico y la perpetuación de la empresa, y que, al mismo tiempo actúe sobre sus impactos socio-ambientales.  Nuestro compromiso es minimizar las actividades potencialmente agresivas para el medio ambiente y diseminar las prácticas y conocimientos adquiridos con la experiencia de la gestión ambiental. La política medioambiental de la empresa contempla nuestra responsabilidad con las generaciones futuras, la educación ambiental, y la gestión del ciclo de vida de productos, servicios, insumos y residuos.

VV: ¿Creen que ya son percibidos por el público chileno como una marca “eco friendly”?

HW: Natura ha experimentado un explosivo crecimiento  y conquistado excelentes resultados en relación a la aceptación de nuestra marca. Creemos que nuestro compromiso verdadero con el desarrollo sustentable nos hace una empresa respectada y admirada por millones de consumidores.

VV: ¿Puede explicarnos los valores de Natura y su relación con sus clientes?  

HW: Nuestros consumidores son todas las personas que valoran el mundo de la belleza y se identifican con nuestra empresa, nuestras creencias y nuestra visión del mundo. Nuestros clientes quieren sentirse parte de una comunidad de personas comprometidas con la construcción de un mundo mejor.

Nuestros primeros consumidores son nuestras consultoras y consultores, por eso nos preocupamos que vivan la experiencia Natura para que así la puedan compartir con sus clientes de una forma más profunda, conociendo no sólo los productos, sino que velando por la calidad de las relaciones.

Queremos que nuestros consumidores perciban nuestros productos como instrumentos de ampliación de conciencia y como una manera de despertar los sentidos y a través de ellos vivir el “Bien Estar Bien”.

Buscamos establecer relaciones cada vez más próximas y de largo plazo e invitamos a los consumidores a que sean nuestros aliados en la construcción del desarrollo sustentable adquiriendo conductas de consumo responsable.

Nos importa conocer cada vez más a nuestros consumidores y aprender con ellos, y para eso buscamos diversificar nuestros canales de comunicación, estableciendo así relaciones afectivas de confianza.

Queremos encantar a nuestros consumidores, por medio de la innovación y el cuidado por los detalles, identificando oportunidades de hacer las cosas mejor de lo que las hacemos hoy.

VV: Sus clientas ¿Manifiestan cercanía con la marca por su apuesta por la naturaleza? ¿Cómo esto aporta en su negocio?                   

HW: Cada vez más personas se preocupan por el impacto ambiental, el ahorro de agua, la preservación de bosques y selvas, y, más recientemente, por las causas y consecuencias del cambio climático. También hay preocupación por los factores sociales ligados a una mayor justicia social e inclusión. Tanto los consumidores como los inversores están cada vez más preocupados por estos temas, y más conscientes. Esto sin duda está provocando un movimiento de valorización de productos y formas de hacer negocios más sustentables, de bajo impacto ambiental e inclusivas.

VV: ¿Cómo entiende que hayan empresas que siendo contaminantes tengan éxito en el mercado e incluso subsidios de los Estados?

HW: Estamos convencidos de que las empresas que entiendan los desafíos de su tiempo y ayuden a buscar soluciones serán las la que se diferenciarán.  Teniendo en vista la agenda actual, pautada por una economía de bajo carbono, por el uso consciente de los recursos naturales y por la construcción de relaciones de calidad, creemos que las empresas alineadas con estos conceptos, atentas a las oportunidades de innovación que este escenario impone, serán las que se mantengan más competitivas.

En todo el mundo, las empresas están reconociendo el papel fundamental que tenemos en la construcción del futuro. De a poco ha ido creciendo el entendimiento de que el modelo actual de desarrollo es  anticuado y de que es necesario uno nuevo, capaz de alinear la prosperidad económica a la comprensión de las necesidades humanas y la preservación del medio ambiente.

El desafío del sector empresarial y de la sociedad en general, es sumarse a esta nueva mirada y comenzar a actuar de acuerdo a este nuevo paradigma. Todos somos responsables de cuidar nuestro mundo, devolver lo que hemos tomado de la naturaleza  y actuar con responsabilidad, por nosotros, por los demás, por las futuras generaciones.