¿El Amazonas vive gracias al desierto del Sahara? El increíble balance de la pachamama

El polvo viaja al mar gracias a unas fuertes ráfagas de viento y remolinos que mueven millones de toneladas de polvo lleno de minerales.

Una investigación comprobó que unas 140 toneladas de polvo del Sahara viajan por el Océano Atlántico y cerca de 50 millones de toneladas terminan en el Amazonas fertilizando toda la vegetación del pulmón verde más grande de todo el mundo.

Según el estudio, realizado por el científico e investigador Colin Schultz, el polvo sale de un lugar ubicado en la depresión Bodéle, ubicada al noreste del lago Chad. Lo increíble es que este lugar fertiliza al Amazonas a pesar de ser solo un 0.5% del tamaño total de la selva tropical. El polvo viaja al mar gracias a unas fuertes ráfagas de viento y remolinos que mueven millones de toneladas de polvo lleno de minerales.

Investigaciones anteriores encontraron que la selva amazónica también es fertilizada con polvo africano que viaja el los inviernos por el mar.

La naturaleza no deja de sorprendernos con su increíble perfección y delicado equilibrio. Todo los hábitat están conectados de una u otra manera, por eso es tan importante mantener los equilibrios de cada rincón dela Tierra. Algunos creen que destruyendo lugares alejados de las personas, para explotar sus recursos, es cosa de ellos y de los acuerdos económicos, pero estudios como el de ahora demuestran que están equivocados: lo que pasa en cualquier sector del planeta es preocupación de todos, no importa el país.

Fuente: Cómo el desierto del Sahara crea la selva tropical del Amazonas (Pijama Surf)