Cinco infusiones frutales para adelgazar

Se trata de agüitas 100% naturales que nos ayudarán a desintoxicar el cuerpo y perder mucho más que un par de milígramos.

La semana pasada les presentamos un listado con  “13 infusiones naturales para adelgazar” y hoy,  nuestra madre naturaleza nos reveló cinco fórmulas frutales equilibrar nuestro cuerpo.

Se trata de agüitas 100% naturales que nos ayudarán a desintoxicar el cuerpo y perder mucho más que un par de milígramos.

A continuación, te dejamos con una lista de cinco infusiones, muchos de sus nombres, probablemente nuevos para ti, pero que puedes encontrar en tiendas naturales o en los clásicos y populares “yerbateros”.

1-. Té de pomelo: Toma una taza, 30 minutos antes comer y verás como reduce tu apetito. La infusión de pomelo ayuda a descomponer grasas, limpiar el sistema digestivo y urinario. Debes lavar el pomelo y cortarlo en cuatro partes. Hiévelo por 10 segundos e intenta consumirlo inmediatamente para que no pierda sus propiedades y nutrientes.

2-. Té de durazno: Consumir dos tazas diarias en ayunas será una excelente dosis para hidratar en profundidad tu piel y reconstituir tejidos, ya que las enzimas que posee el durazno son ideales para cumplir con esta tarea. Para prepararlo debes poner un durazno lavado y cortado en agua, dejálo hervir por 10 segundos y tómatelo tibio.

3-. Té de ananá: El jugo de ananá tiene un alto poder descongestivo, por eso es excelente la acción que ejerce sobre edemas post-quirúrgicos, alergias y celulitis. Una infusión por día preparada con esta fruta constituye un potente eliminador de toxinas. Después de un mes ya pueden notarse los resultados. Por supuesto, que para lograrlo habrá que acompañar el té de ananá con un régimen balanceado e hipocalórico.

4-. Té de melón: Refrescante y diurético, una infusión de esta fruta agiliza el funcionamiento del metabolismo y de esta manera colabora con tu régimen. Lo ideal es beber 2 tazas en ayunas o ingerir un jugo de esta fruta inmediatamente después de despertarse. Para elaborar el té, simplemente debes lavar y cortar en cubos un cuarto de melón. Una vez que el agua hierva, apaga el fuego, deja reposar la preparación y bébela.

5-. Té de naranja: Todos los cítricos son una valiosa fuente de inositol, parte del complejo vitamínco B, que entre otras propiedades ayuda a disolver las grasas. Por esta razón cualquier cítrico que utilices en infusiones (o directamente en su jugo) te ayudará a perder peso. El té de esta fruta, combinado con el de otras variedades en ayunas y a diario, será una fórmula poderosa para alcanzar tu objetivo.

Nota: La idea es que consumas unas 2 ó 3 tazas diarias del té que hayas escogido.