El Cambio Climático llegó para quedarse, ya es demasiado tarde para frenarlo

El geocientífico de la Universidad de Wits Dr. Jasper Caballero y el Dr. Stephan Harrison de la Universidad de Exeter, en el Reino Unido, aseguran en un estudio que ninguna medida mitigará el impacto y que las políticas deben apuntar a la adaptación.

Ni siquiera la  geoingeniería con la  inyección estratosférica  de partículas para la gestión de la radiación solar, la siembra de nubes cirrus para reducir la reflectividad y otras más tradicionales como la reforestación tropical para restaurar el equilibrio del carbono podrán echar marcha atrás el cambio climático.

Hace un poco más de una semana el deshielo a ritmos históricos hizo afirmar a Peter Wadhams, profesor de la Universidad de Cambridge y especialista mundial en el estudio de hielos polares, que el colapso final del hielo marino ártico está peligrosamente cerca. De hecho a solo cuatro años.

Y esta vez , es el geocientífico de la Universidad de Wits Dr. Jasper Caballero y el Dr. Stephan Harrison de la Universidad de Exeter, en el Reino Unido, quienes aseguran en un estudio denominado “El impacto del cambio climático sobre los sistemas de la superficie terrestre” en la sección  Perspectiva de Cambio Climático en la Revista de divulgación científica Nature Climate Change, que ninguna medida mitigará el impacto del cambio climático y que las políticas deben apuntar a la adaptación.

Escriben: “En la actualidad, los intentos de los gobiernos para limitar las emisiones de gases de efecto invernadero a través de esquemas de carbono cap-and-trade y la promoción de  fuentes de energía renovables y sostenibles, no sirven para detener la tendencia inevitable del calentamiento global. Ya es demasiado tarde”.

Es por eso que Knight y Harrison sugieren a los gobiernos que se centren más en las políticas de adaptación porque el futuro casi presente impacto del calentamiento global afectará la estabilidad de la superficie terrestre y los flujos de sedimentos asociados a la erosión del suelo, la erosión fluvial, además de  la eutrofización, los contaminantes, la dispersión de bacterias coliformes, la sedimentación de los ríos, los flujos de carbono y otras cuestiones que serán relevantes para la  sostenibilidad, biodiversidad y seguridad alimentaria de los ecosistemas y las comunidades que los habitan: flora y fauna, incluyendo a los humanos.

Así es. No era broma el informe Geo 5 de la ONU  que alarma fundadamente sobre las alteraciones de los ecosistemas y sus cambios “sin precedentes” siendo “abruptos e irreversibles” que provocarán la “sexta extinción”.

Si aún sigues escéptico, visita el paper The impacts of climate change on terrestrial Earth surface systems.

Fuente: Too late to stop global warming by cutting emissions (Eureka Alert)