¿El huevo te ayuda bajar de peso? Sus atributos secretos

Un huevo entero aporta 6.25 gramos de la mejor proteína y entre 70 a 120 calorías dependiendo de su tamaño, menos que un snack envasado. Además es rico en vitaminas y grasas esenciales.

 

 

Imagen foto_0000002220121012171055.jpg
Imagen: Getty

Como cada año, el segundo viernes de octubre se celebra el Día Mundial del Huevo.

Esta celebración que se realiza desde1996 y está impulsada por la Comisión Internacional del Huevo (International Egg Commission), cuenta con diversos eventos alrededor del mundo, tales como festivales, concursos de cocina, ediciones de libros y revistas, jornadas infantiles, campañas publicitarias y encuentros gastronómicos. Países como Japón, España y Francia son tres de los mayores consumidores de huevos y tienen los menores índices de mortalidad cardiovascular entre todos los países industrializados del mundo.
Consumir huevo es altamente recomendable en todas las etapas de la vida. De acuerdo a los expertos es un alimento altamente nutritivo que debe formar parte de la dieta habitual.

 

Según explica Valerie Engler, Bioquímica y Magister en Nutrición de ILSI Sur-Andino, la clara del huevo es rica en proteínas de alto valor biológico, vale decir, su ingesta combinada con; cereales, carnes, legumbres lleva a una mezcla de aminoácidos adecuada para el crecimiento, desarrollo y síntesis de proteínas en el cuerpo.
La yema es rica en lecitina un emulsificador o diluyente de las grasas. Fosfatidilcolina, que participa en los transmisores nerviosos cerebrales y la carnitina, importante en el metabolismo energético de las grasas.

 

Grasas del Huevo
Tradicionalmente se relaciona al huevo como una fuente de colesterol y por ese motivo se limita su consumo en las personas cuyo LDL colesterol esta elevado.

Pero las grasas que predominan en el huevo, según aclara la especialista de ILSI, dependen de la correcta alimentación de las gallinas. Si estas reciben una correcta nutrición, se logra composiciones de grasas benéficas en el huevo. Un ejemplo de ello, son los huevos Omega 3, ricos en dichas grasas esenciales para el desarrollo neurológico y cerebral de los bebes y niños.

También pueden ser ricos en Omega 9, es decir que posean grasas mono y poliinsaturadas en lugar de grasas saturadas, entregando así un perfil de grasa saludable.

En otras palabras el huevo no sólo posee colesterol como se pensaba. Su consumo se redujo durante décadas producto de un estudio (Framingham) que lo relacionó con la causa más común de alta ingesta de colesterol causante de enfermedades arteroscleróticas.

 

Huevo y Dietas Para Reducir el Peso Corporal
El huevo en el desayuno de acuerdo a Engler, no sólo no engorda sino que contribuye a la pérdida de peso. El huevo proporciona mayor saciedad que un plato de cereales con leche.

Si los niveles de colesterol en sangre del tipo colesterol "malo" (LDL) no están elevado, usted puede consumirlo diariamente.

Asimismo es la fuente más rica de fosfatidil colina y de carnitina, componentes esenciales en el metabolismo de la energía y catabolismo de la grasa. Comúnmente se adiciona carnitina en la dieta de los deportistas para reponer su perdida en una dieta baja en grasas.

El huevo puede incorporarse en la dieta diaria gracias a sus rápidas y variadas formas de preparación en postres (bavarois, merengue, salsas y cremas).

El huevo duro es una solución práctica y atractiva para resolver una comida rica en proteínas en variadas preparaciones como budines, tortillas, e incluso postres idealmente preparados con endulzantes no calóricos.
En las embarazadas y mujeres en período de lactancia, incluir al menos tres claras batidas en tortillas u otras preparaciones cocidas aporta las proteínas extras requeridas, sin sumar grasas y azúcares en exceso como ocurre con otros alimentos.

 

Atributos del Huevo

Alimento Proteico Excepcional: en vegetarianos y niños que no consumen carnes al mezclarlo con leguminosas o soya se transforman en un alimento proteico excepcional.

-Fácil Digestión: en los ancianos y en la primera infancia, donde las enzimas digestivas no están en buenos niveles, dada su facilidad para digerirlos, se recomienda su consumo.

Al prepararlo en tortillas y en sopas logra una fácil digestión y absorción y así se hace más fácil el mantener la masa proteica muscular y un óptimo estado nutricional.

Es mucho más fácil de digerir cuando se encuentra cocido, ya que el calor va a desnaturar las proteínas y así facilitar la digestión.

-Alto Valor Biológico: al diseñar suplementos, la albúmina de huevo es la mejor combinación para las barras de cereales y otros suplementos requeridos para el desarrollo muscular de los deportistas.

-Minerales: aporta hierro y magnesio, potasio (yema), fósforo (clara)

-Vitaminas: se considera al huevo una buena fuente de vitaminas. Aporta vitamina B1 (tiamina), B2 (riboflavina), niacina (vitamina B-3), ácido fólico, vitaminas A, B12D y E (en la yema).

-Micro Nutrientes Esenciales: es importante señalar que los huevos poseen los carotenoides, luteína y zeaxantina, que ayudan a prevenir problemas oculares.

 

CUIDADOS EN SU CONSUMO
Salmonelosis
La clara de huevo cruda puede ser fuente de salmonellas causante de la tifoidea.
Si desea estar seguro de eliminar este riesgo compre productos asegurados en su limpieza o, consúmalos cocidos o previamente congelados.

Para desinfectar los huevos es recomendable según explica la profesional de IlSI Sur-Andino, sumergirlos en agua con desinfectante (gotitas de cloro o desinfectante de verduras) por unos segundos, luego enjuagar y consumir. Es importante desinfectarlos sólo antes del consumo, ya que si se hace con anticipación se puede romper una barrera protectora que poseen en el exterior y facilitar así la contaminación. Siempre hay que lavarse las manos con jabón después de manipular huevo crudo.

Alergias
Existen casos de alergia a la clara del huevo, sobre todo en la infancia que se asocia a alergia a vacunas, ya que ellas usan la clara de huevo en la línea de producción.

Hipercolesterolemia
Si usted posee colesterol elevado o en su familia existen casos de infarto o accidentes vasculares trombóticos en familiares de menos de 60 años, es recomendable realizar un perfil lipídico y asegurarse que su LDL colesterol esta bajo 130 mg/dl. Si es así, puede consumir huevos a su gusto. Si presenta hipercolesterolemia familiar o alguna enfermedad en el metabolismo de las grasas puede consumir la clara libremente, y reducir el consumo de la yema. De esta manera se obtienen los beneficios de las proteínas del huevo sin consumir la grasa.