Alimentos saciantes: qué comer para disminuir el apetito sin dejar la dieta

A todos nos ataca de pronto un apetito voraz que solemos detener con productos calóricos. ¡El peor enemigo, si estamos a dieta! Mejor, opta por los alimentos saciantes, que ayudan a matar el hambre y, lo más positivo, ¡no hacen engordar!

 

Imagen foto_0000002220121012120321.jpg

Al seguir un régimen de alimentación para adelgazar, lo más recomendado por los nutricionistas es hacer cinco comidas diarias, con un lapso de 3 ó 4 horas entre ellas. Dicen, también, que es importante controlar las cantidades y no ingerir productos calóricos.

Los alimentos saciantes son, en este sentido, el mejor aliado a la hora de hacer dieta: ingerirlos en cada comida permite nutrirse bien sin engordar y, además, tienen propiedades que ayudan a disminuir la sensación de apetito.

¿Qué comer?

– Frutas y verduras. Al ser ricas en agua, sacian lo suficiente sin aportar muchas calorías. Además, tienen vitamimas, ayudan a limpiar el organismo y combaten el estreñimiento. Lo ideal es reemplazar el snack de media mañana por una fruta -como la manzana-, ojalá de tamaño mediano. En cuanto a las verduras, las más recomendables son las de hoja verde, que se pueden comer sin límite de cantidad, ya sea crudas o hervidas. Los frutos secos –sin sal, azúcar ni otros aditivos- son muy saludables y saciadores, aunque pueden ingerirse en cantidades moderadas.

– Carnes. Contienen un alto nivel de proteínas y colaboran en la disminución del apetito. Al desayuno y a la hora del té, puedes incluir un trozo de jamón de pavo o de pechuga de ave cocida. Lo mejor es privilegiar las carnes blancas, como las mencionadas, además del pescado. Y si se trata de carnes rojas, no hay que abusar y optar por los cortes magros, preparándolos de preferencia a la plancha, cocidos o a la parrilla.

– Productos ricos en fibra. Son ideales, ya que sacian y ayudan a luchar contra el estreñimiento. Entre ellos, están el pan integral o de centeno, las pastas integrales, el arroz integral, los champiñones hervidos –que además tienen altos niveles de agua- y, por supuesto, las ya mencionadas frutas y verduras.

– Jalea sin azúcar. Dada su preparación, aportan agua y pocas calorías, por lo que también son muy saciantes y ayudan a aminorar la sensación de hambre. Es la mejor opción de postre al almuerzo y la cena, si tu idea es cuidar la línea.