Parlamentarios europeos defienden la Patagonia firmando acuerdo contra HidroAysén

El tema atañe a los políticos de Europa, ya que son varias las empresas europeas detrás del mega proyecto hidroeléctrico, principalmente la italiana ENEL y Endesa España

El escándalo por la aprobación de HidroAysén,  que destruirá un importante santuario de la naturaleza, ha recorrido todo el mundo. Nadie se explica como es que un país supuestamente “en vías de desarrollo” como Chile, es capaz de valorar tan poco sus recursos y tesoros naturales, sobre todo cuando existe tanto potencial para el desarrollo de  las Energías Renovables No Convencionales (ERNC).

Fueron 35 parlamentarios europeos los que integran la Comisión Europea Parlamentaria que apoya a Chile para avanzar en el desarrollo de las energías renovables y los que firmaron el tratado llamado “No al Proyecto de Hidroaysén”. Según el documento, la hidroeléctrica “alteraría gravemente, y de modo irreversible, los delicados equilibrios ambientales, sociales y económicos de una región que ha definido otras prioridades para su desarrollo”.

Importantes políticos de España, Italia, Gran Bretaña, Francia, Alemania, Portugal, Bélgica y otros países europeos señalaron que “es imperativo responder a las reivindicaciones democráticas de las comunidades dela Patagonia”, además hicieron un llamado a la Unesco para que intervenga el proyecto, y también a las autoridades chilenas, que hasta ahora poco han podido hacer para frenar el daño milenario que dejara el proyecto. Sucede que la preocupación ambiental en Chile,  se contrapone con los millones de dólares que circularán en torno al negocio de la energía, sobretodo ahora que el propio gobierno ha aprobado una carretera eléctrica que le da más que un espaldarazo a Hidroaysén.

El tema atañe a los políticos de Europa, ya que son varias las empresas europeas detrás del mega proyecto hidroeléctrico, principalmente la italiana ENEL y Endesa España. Los ambientalistas italianos ya dieron pie de guerra a ENEL, el cual ha sido apoyado por varios políticos, ya que la empresa es un 32% estatal.

La preocupación europea por el daño irreversible al ecosistema y belleza natural que provocara Hidroaysén, se debe principalmente a la campaña Patagonia Sin Represas, que ha dado un fuerte lucha en Chile y el mundo, aunque aun está muy lejos de cumplir su misión.

Fuente: Parlamentarios europeas firmas declaración contra proyecto de Hidroaysén (Radio U. de Chile)