Ocho consejos para ahorrar energía en la iluminación de tu casa

Toma atención a estos tips y verás como además de ahorrar dinero tu casa se verá mucho más iluminada.

Nuestros hogares por lo general gastan cerca de un 20% de energía eléctrica en iluminación. Este gasto se puede disminuir visiblemente si actuamos de manera inteligente y a conciencia, para que además de ahorrar energía y la cuenta de la luz, contribuyamos a nuestro planeta.

Si eres ecológico, amante del planeta o quieres hacer una inversión que te permita ahorrar a futuro, la alternativa de paneles solares es una idea excelente que cada día toma más popularidad. Pero si quieres esperar un poco y continuar con la luz eléctrica tradicional, toma atención a estos tips y verás como además de ahorrar dinero tu casa se verá mucho más iluminada.

  1. –         Lo primero que tiene que hacer es aprovechar la excelente iluminación que nos entrega el hermoso sol. Para esto pinta las paredes y el techo de colores claros, los blancos son muy elegantes y la luz que aportan a la casa influye hasta en el ánimo de sus habitantes, quienes estarán mucho más relajados.
  2. –         Otro dato útil es ordenar los muebles de tal manera que no te entorpezcan la luz que entra por las ventanas o balcones, la sillas, mesas y lugares donde la familia se sienta deben ser los más iluminados.
  3. –         Si no te llega mucho sol, piensa en la posibilidad de hacer un traga luz, La inversión es pequeña y los beneficios enormes ya que un espacio con luz natural cambia radicalmente y además a la larga recuperaras el dinero que ahorres no encendiendo luces en el día.
  4. –         Limpia las bombillas, ampolletas o lámparas del polvo, estos hacen que la luz sea menos nítida y se pierda.
  5. –         Las lámparas con muchas ampolletas gastan mucho. Lo mejor es tener una buena luz y complementarla con una pantalla amplia y clara que de el efecto de una gran energía.
  6. –         Los tubos fluorescentes son una buena opción de ahorro. Pero ¿Te has fijado que cuando los prendes tardan un poco en encender titilando algunos segundos? Pues bien, estos segundos son los que más gastan, así que si sales de una habitación iluminada con estos tubos y piensas volver pronto ¡No los apagues! Entre apagar y prender muchas veces se gasta mucha energía, se ahorra más dejándolos encendidos.
  7. –         Prefiere las ampolletas de bajo consumo, gastan hasta  un 80% menos de energía.
  8. –         Cuando te retires de un lugar en forma prolongada apaga las luces siempre y enseña a tus hijos sobre la importancia de ahorrar energía. Si creen que es por un tema dinero, cuéntales que el ahorro va mucho más allá y no tengas miedo de decir lo mismo en otros hogares donde consideres que la luz se desperdicia en demasía. Parece raro pero mucha gente no está al tanto de la crisis mundial de la energía o de la importancia de cuidar el agua.

Fuente: Guía para ahorrar energía y agua en casa (Venta de pisos)