Malaria ha sido determinante en la evolución genética humana

El parásito del género Plasmodium, causante de la malaria, ha sido un terrible compañero para el ser humano y el descubrimiento de anomalías sanguíneas prevalecientes en poblaciones del sudeste asiático sólo confirma su impacto.

Tras miles de años de coexistencia entre el plasmodio y el ser humano, científicos han logrado determinar una serie de interrelaciones entre ambos organismos. El parásito del género Plasmodium, causante de la malaria, ha sido un terrible compañero para el ser humano y el descubrimiento de anomalías sanguíneas prevalecientes en poblaciones del sudeste asiático sólo confirma su impacto.

De acuerdo al estudio del Centre de Recerca en Salut Internacional de Barcelona (CRESIB), hay una elevada prevalencia de ovalocytosis asiático suroriental (SAO) -desorden de la sangre hereditario muy común- en las zonas donde la malaria es endémica en el Asía-Pacífico, como Malasia y Papúa Nueva Guinea.

Publicado en PLoS Medicine, el paper corrobora el papel del parásito en las variaciones del genoma. Aunque hay un avanzado estado-del-arte sobre cómo el plasmodio se ha adaptado al ser humano y sus fármacos, hay muy pocos trabajos en el sentido inverso. Para esta investigación se estudió el impacto del Plasmodium vivax, la variante más benévola del parásito, aunque no por eso un factor menos determinante.

El grupo de investigadores, liderados por Ivo Mueller, examinó la incidencia de casos de malaria en tres estudios con un total de 1.975 niños de entre 0 y 14 años en Papúa Nueva Guinea. Al respecto, Mueller indicó: “Vimos que los niños que tenían SAO tenían una protección significativa contra la infección por P. vivax, con una reducción de casos de malaria del 46% en bebés de entre tres y 21 meses de edad, mientras que en niños mayores la reducción del riesgo de infección alcanza el 55%”.

Agregó que “los humanos y los parásitos de la malaria han evolucionado de forma conjunta durante miles de años” afirma el investigador de CRESIB. “La malaria ha sido una fuerza mayor en la evolución del genoma humano, con mutaciones genéticas que han provisto a los humanos con protección contra la enfermedad. Hasta ahora se había asumido que el Plasmodium falciparum, el parásito más letal de la malaria, era el conductor más importante de esta selección genética en los humanos. Nuestros resultados sugieren que el P. vivax, aunque considerada hasta hace poco como una forma de malaria benigna, es más letal de lo que se pensaba y causa una enfermedad severa suficiente para dar lugar a evoluciones importantes en la región donde tiene más presencia, en Asia-Pacífico”.

Puedes leer el comunicado oficial del CRESIB en el siguiente enlace.

Fuente: La malaria ha determinado la evolución del ser humano (El País)