Polémica desatada por descubrimiento de inteligencia vegetal

Veganos están muy preocupados por las investigaciones que apuntan al descubrimiento de una percepción de la flora bastante evolucionada.

Hace exactamente ocho días escribí “Descubren inteligencia superior de las plantas“, en donde las investigaciones de Daniel Chamotivz, director del Centro Manna para la Biociencia de la Plantas en la Universidad de Tel Aviv y Stefano Mancuso, del Laboratorio Internacional de Neurobiología de las Plantas en la Universidad de Florencia, Italia, aseguran que las plantas tienen una evolución que les ha dotado de inteligencia y percepción sensorial.

Los comentarios de veganos negando la investigación no se hicieron esperar e incluso en mi Twitter, no faltaron las interpelaciones acaloradas refiriendose a la “ridiculez” que representaba este artículo.

Muchos veganos argumentaban que los omnívoros ahora tienen la excusa perfecta para “empatar” el criterio de crueldad, esta vez vegetal, y dar rienda suelta a sus apetitos, estimulando la paradojalmente descarnada industria de la carne.  Y es cierto, muchos comenzaron a hablar de aquello y a mofarse en una extraña puesta en escena dialéctica.

El foco de una noticia como ésta, que sucede justo después de la Declaración de Cambridge en donde la comunidad neurocientífica asume que tienen conciencia todos los mamíferos, aves y otras criaturas, incluyendo pulpos, parece fundamentarse solamente, o nada más que en los hábitos alimenticios sin hacer el intento por colocar en perspectiva este importante cambio de paradigma antropocéntrico.

La búsqueda de vida inteligente en Marte con el Curiosity, personalmente me parece menor ante este gran reconocimiento a la vida en la Tierra y a la, en definitiva, evidencia de que nuestro planeta es un ente  inteligente en su naturaleza total, animal y vegetal.

Más allá de cómo sobrevivimos, tener ahora nosotros conciencia del impacto que provocamos en un “ser natural”, es principal para una nueva práctica humana en donde todas nuestras actividades, partiendo por las económicas sean sustentables y basadas en los derechos que ésta tiene.

Un trato ético con los bosques, una producción cuidadosa en el agro, por ejemplo, son parte también del cambio ante estos nuevos antecedentes científicos. Sin duda los animales, son nuestros parientes pues nosotros pertenecemos a su reino, sin embargo la estructura neuronal primitiva es compartida con los vegetales, aunque esto nos sea perturbador.

Reconocer que la huella que dejamos en el mundo no siempre es tan positiva como quisiéramos, es el primer paso para crear una conciencia holística de nuestro contexto.

Y bueno, para que lo tomen con más humor, respetuosamente y reconociendo el esfuerzo, el aporte y la generosidad de contribuir a disminuir el dolor animal, les invito a ver a todos los veganos este video artesanal  de Tonto pero Feo: “Liberación Vegetal”:

Fuente:  What a Plant Knows: A Field Guide to the Senses

L’utopia tranquilla delle pia