Evita asfixiarte comiendo carne este dieciocho: los peligros y cómo reaccionar

Reaccionar oportunamente en estos casos puede ayudar a salvar una vida. Por eso, es fundamental saber qué hacer ante una asfixia por ingesta de alimentos, y así evitar accidentes durante las tan esperadas Fiestas Patrias.

 

 

Imagen foto_0000002220120913180132.jpg
Imagen: Getty

Todos los chilenos esperamos con ansias el dieciocho para disfrutar los días libres, ir a fondas y comer asados. Sin embargo, es común en estas fechas que se produzcan asfixias al ingerir alimentos, sobre todo trozos de carne.

 

Por lo mismo, es importante saber cómo reaccionar en estos casos. En ese sentido, la maniobra de Heimlich es una técnica que todas las personas debieran manejar, pues en este tipo de accidentes puede incluso salvar una vida.

 

"La maniobra de Heimlich es una técnica de emergencia para tratar la asfixia cuando se bloquean las vías respiratorias de una persona con un trozo de alimento u otro objeto", explica la Dra. Katherin Falck, Médico Gestor de Calidad de Help.

 

La técnica consiste en aplicar una fuerte presión a la altura de la boca del estómago para producir un aumento de la presión dentro del tórax, con el objeto de expulsar el cuerpo extraño.

 

El atoramiento por un alimento o cuerpo extraño puede ser leve o severo, por eso se deben conocer los signos para identificar aquello y actuar adecuadamente. En el caso de una obstrucción leve la persona tose intensamente, le cuesta hablar y al respirar tiene un ruido similar a un silbido. En cambio, si la obstrucción es severa la persona se toma el cuello con ambas manos (signo de asfixia), no es capaz de toser ni hablar y puede presentar un color azulado-rojizo del cuello hacia arriba.

 

La Dra. Falck explica que este tipo de maniobra se puede utilizar de manera segura tanto en niños mayores de 1 año como en adultos. Incluso, uno mismo puede llevarla a cabo en caso de encontrarse solo y comenzar a ahogarse con algún alimento, para lo que se debe buscar una silla con respaldo, colocarse tras él, y generar compresiones en la boca del estomago con el borde superior del respaldo.

 

Si se trata de un pequeño menor de un año el procedimiento cambia. En caso de estar consciente se deben colocar al menor sobre nuestra pierna con una leve inclinación que deje la cabeza más abajo que los pies y dar cinco golpes en el medio de la espalda con el talón de su mano, alternado con cinco compresiones al centro del pecho hasta que elimine el cuerpo extraño o hasta que pierda el conocimiento.

 

En caso de que el paciente pierda la conciencia, es urgente iniciar maniobras de reanimación cardiopulmonar.

 

Cómo realizar la maniobra de Heimlich

La Dra. Katherin Falck entrega las siguientes indicaciones para llevar a cabo este procedimiento:

 

– Ubicarse detrás de la persona y colocar los brazos por debajo de los brazos del otro, llevando las manos a la altura del ombligo.

– Colocar el puño con el pulgar hacia adentro, justo por encima del ombligo y agarrar el puño firmemente con la otra mano.

– Reclinar a la persona hacia adelante, con la cabeza hacia abajo.

– Apretar fuertemente hacia adentro y hacia arriba, para aumentar la presión en la vía respiratoria y facilitar que el objeto que está produciendo la obstrucción salga.

– Repetir hasta que el cuerpo extraño salga o la persona pierda el conocimiento.

– En este último caso debemos comenzar a la brevedad maniobras de reanimación cardiopulmonar básicas y solicitar ayuda a un servicio de rescate a la brevedad.