Nuevas pruebas señalan posible erupción de megavolcán en Yellowstone

El Parque Nacional Yellowstone se encuentra en la parte superior de una caldera volcánica gigante -o mejor dicho sobre el tapón de tierra que la cubre-, una enorme reserva de roca líquida súpercaliente y gases venenosos.

El Parque Nacional Yellowstone se encuentra en la parte superior de una caldera volcánica gigante -o mejor dicho sobre el tapón de tierra que la cubre-, una enorme reserva de roca líquida súper caliente y gases venenosos. Gran parte del parque se formó en erupciones anteriores, la última de las cuales ocurrió hace unos 70 mil años. En la actualidad, el piso de la caldera está aumentando y una serie de terremotos en la región sugieren que el movimiento de magma debajo de Yellowstone se ha incrementado.

John Timmer, de Ars Technica, explica el siguiente paper de GSA Today donde se evalúan los riesgos de un súper volcán. Los investigadores enfatizan que no hay señales de una erupción inminente, por lo que no hay motivos para entrar en pánico, pero al mismo indican que las erupciones anteriores fueron sorpresivas y rápidas.

Según Timmer: “Un examen de la forma y composición de los cristales formados en erupciones anteriores indica que el material fundido ha experimentado un rápido ascenso hacia la superficie, y no se queda en piscinas cercanas a la superficie antes de ser expulsado. Esto sugiere que una recarga del depósito de magma profundo podría dar lugar a erupciones relativamente rápidas, con quizás ninguna señal clara del avance del magma hacia la superficie que pudiera advertir de una erupción venidera”.

Puedes ver una completa infografía de National Geographic sobre este tema en el siguiente enlace.

caldera.jpg

Fuente: Further evidence that the Yellowstone megavolcano could blow without warning (io9.com)