Chimpancés no son “un amigo en tu camino”. No les importa si le roban a alguien cercano

Ideas como “equidad” y “justicia” no existen para otras criaturas, no importa que tan cercana sea su relación con los humanos.

¿Es la justicia un concepto únicamente humano? Como sea que lo quieras definir, lo cierto es que los humanos aplicamos un castigo sobre la base de lo que un individuo ha hecho a otro, incluso si no conocemos a ninguna de las personas involucradas. Este tipo de aplicación de las leyes de grupo resulta fundamental para el funcionamiento de nuestra sociedad, aunque al parecer es algo que sólo nosotros tenemos.

En un reciente estudio con chimpancés, los animales parecían poco dispuestos a castigar a los ladrones a menos que se vieran directamente afectados. En grupos de chimpancés, el simio dominante interviene en las peleas y mantiene la paz -y cuando su propia comida es robada va y castiga en persona al ladrón. Pero, ¿qué ocurre cuando son otros los individuos en conflicto? El chimpancé dominante no interfiere.

El otro lado de castigar a un ladrón es lo que se conoce como “castigo de tercera parte” y forma una parte bastante importante de nuestro código social, permitiendo que otros realicen la persecución y castigo por crímenes cometidos contra individuos extraños. El estudio parece indicar que con la separación ancestral entre monos y humanos también comenzó el desarrollo de este tipo de pensamiento. Los animales no tienen ningún interés en vigilar directamente las acciones que rompen las normas sociales (convenciones), a menos que los afecte de manera directa.

Ideas como “equidad” y “justicia” no existen para otras criaturas, no importa que tan cercana sea su relación con los humanos.

chimpcoveringears.jpg

Fuente: Chimps don’t care if someone else gets robbed (io9.com)