Gwyneth Paltrow y su secreto para mantenerse flaca: la dieta macrobiótica

La actriz sigue un régimen de nutrición que no corresponde, precisamente, a una dieta para adelgazar. Sin embargo, ninguna de las personas que se alimenta de este modo tiene sobrepeso.

Imagen

Siempre delgada, Gwyneth Paltrow sigue un plan de alimentación macrobiótico, que más que una dieta es un estilo de vida centrado en el equilibrio del Yin y el Yang. Por ejemplo, privilegia el consumo de productos de temporada o alimentos lo menos elaborados posible.

Según su creador, Georges Ohsawa, a través de la combinación de los principios básicos del Yin y el Yang se logra evitar todo tipo de enfermedades físicas y espirituales. Los alimentos se clasifican en dos: los Yin, de energía fría, como frutas y verduras, y los Yang, de energía caliente, como los pescados o cereales. Hay que combinarlos de forma equilibrada para sentirse bien.

Además, se deben sustituir los lácteos y las carnes rojas por la soja y las algas, que son una gran fuente de calcio y hierro. No es una dieta estrictamente para adelgazar, pero ninguna de las personas que la siguen tiene sobrepeso. Se debe llevar control médico y realizar análisis ya que, al prescindir de alimentos como la carne o el pescado, puede provocar anemia.

Claves de la dieta macrobiótica

· Comer sólo cuando se tiene hambre.

– Eliminar los alimentos industriales con azúcar refinada (pasteles, queques, tortas, galletas).Eliminar el café y té con colorantes artificiales.

– Cocinar los alimentos con aceites naturales y no comer verduras tratadas con abonos químicos.

– Masticar cada bocado cincuenta veces.

Menú tipo para un día

– Desayuno: Una taza de té y galletas de arroz con humus (pasta de sésamo).

– Alumerzo: Sopa Miso (japonesa), arroz integral hervido con un trozo de alga Kombu y, de postre, compota de manzana natural.

– Once: Té con unas galletas de arroz y un poco de mermelada.

– Cena: Verduras al vapor con garbanzos o porotos, espolvoreadas con algas nori. De postre, un té.