Las bicicletas llegan para aliviar el tráfico en América Latina

Ya son varias las ciudades del Cono Sur que se encuentran haciendo un cambio impensado: dejar de lado los autos y usar la bicicleta para ir al trabajo.

Ya son varias las ciudades del Cono Sur -reconocidas por la agresividad de sus automovilistas- que se encuentran haciendo un cambio impensado: dejar de lado los autos y usar la bicicleta para ir al trabajo.

En Buenos Aires, capital de Argentina, lugar donde el tráfico puede resultar caótico, se encuentra en proceso de construcción una red de ciclorutas que apuesta por aliviar las congestión vial y mejorar la calidad de vida de los locales. En los últimos tres años, Buenos Aires ha construido 77 kilómetros de ciclovías bajo el programa “Mejor en Bici” y espera tener unos 130 kilómetros listos par el año 2013. La ciudad calcula que unos 36.000 ciudadanos (2% de su población total) se mueve en bicicleta al trabajo a diario. “Pensaban que estábamos locos, pero ahora la gente está empezando a ver el cambio”, dijo Guillermo Dietrich, subsecretario de transporte de la capital.

En Ciudad de México, México, se anunció hace poco que se iba a triplicar el tamaño del exitoso programa Ecobici a un total de 4.000 bicicletas. La ciudad cobra una cuota anual de 30 dólares por el uso de las chanchas y cuenta con cerca de 275 estaciones donde dejarlas.

Muchos se burlaron de la idea de poner bicicletas para mejorar el tránsito en las ciudades latinoamericanas, mostrando escepticismo sobre su funcionamiento en las averiadas calles de la región (en comparación con otras urbes europeas).

Muchos ciclistas se enfrentan a diario a una serie de obstáculos, más allá de conductores agresivos. En muchos lugares el robo de bicicletas es un rentable negocio y en Argentina, por ejemplo, los impuestos a las importaciones hacen que una bicicleta cueste tres veces más que en Estados Unidos.

También se hace necesario que las vías para ciclistas cuenten con protección especial, como barreras de concreto, para mantener a raya a los conductores y cuidar a los pedaleros.

Colombia y Chile son los países líderes en la región en lo que a ciclovías se refiere. Bogotá cuenta con 344 kilómetros de ciclorutas que utilizan unos 285.000 ciclistas al día. En Santiago de Chile, las autoridades han prometido completar 690 kilómetros para finales de 2012.

OSOM.

Fuente: Las bicicletas se abren paso para aliviar el caótico tráfico de Latinoamérica (WSJ)