Dieta de la Zona: las claves del régimen favorito de las celebrities

Basado en el consumo de alimentos favorables para el organismo, este plan nutricional es uno de los más populares entre las estrellas de Hollywood.

Imagen

Hay dietas que los especialistas, definitivamente, no recomiendan. Pero ello no ocurre con la Dieta de la Zona, uno de los regímenes alimenticios preferidos por las estrellas de Hollywood y que, contrario a lo que sucede con otros planes nutricionales, no ha sido criticada.

Madonna, Angelina Jolie y Brad Pitt, Cindy Crawford, Julia Roberts, Sandra Bullock y el golfista Tiger Woods son sólo algunos de sus asérrimos seguidores, quienes sin duda han obtenido excelentes resultados.

Su creador, el médico e investigador estadounidense Barry Sears, estuvo recientemente en Buenos Aires, donde conversó con algunos medios de comunicación acerca de las claves de este exitoso régimen llamado Dieta de la Zona.

De acuerdo a lo que informa el sitio argentino infobae.com, el especialista explicó que su plan nutricional "se basa en dirigir las reacciones hormonales de nuestro cuerpo mediante la ingesta de alimentos que resulten favorables al organismo". Así, se ingresa a una "zona de equilibrio", que permite bajar de peso y además mejorar el rendimiento y prevenir la aparición de enfermedades.

Las claves

-La Dieta de la Zona es un régimen de alimentación equilibrado, que considera la ingesta de carbohidratos (40%), proteínas (30%) y grasas (30%).

-Se privilegia el consumo de frutas, verduras y carnes magras, de preferencia aves y pescados.

-Recomienda ingerir fuentes de energía como claras de huevo, tofu, soya y quesos.

-En cuanto a las grasas, preferir las monoinsaturadas (aceite de oliva o de almendras), que ayudan a disminuir el apetito. Se aconseja no utilizar aceite vegetal en las comidas.

-Carbohidratos como granos, cereales o harinas hay que ingerirlos con moderación.

-Y algo muy importante: realizar cinco comidas diarias, incluyendo desayuno, almuerzo y cena, más dos meriendas (una a media mañana y la otra en la tarde). No hay que dejar pasar más de cinco horas entre una comida y otra.

Fuente: con información de lanacion.com.py