Voces de Cambio en Chile

Con esta encuesta me queda claro que en general, los ciudadanos están reaccionando ante un mercado que crece pero que, habitualmente ignora las injusticias sociales y los abusos medioambientales.

La rutina chilena se ha visto intervenida por nuevas y abundantes formas de manifestación por parte de ciudadanos que reclaman mejoras en la calidad de la educación, de la salud, por la desigualdad y por el mal uso de los recursos naturales, entre otras preocupaciones.

Acción RSE junto a Fundación Pepsico se propusieron recoger las opiniones de los habitantes de Antofagasta, Santiago, Concepción y Puerto Montt respecto a los desafíos que tenemos pendientes en materias económicas, social y ambiental en el estudio “Voces de Cambio: Desafíos Pendientes”. En general, los encuestados quieren un país más equitativo, tolerante, descentralizado, que incentive el arte, el deporte y que sea ecológicamente responsable. Para llegar a esta meta, ellos mismos identificaron algunas fortalezas -como la estabilidad económica, los recursos tecnológicos y la solidez de los medios de comunicación- y algunas debilidades –como la desigualdad, mala calidad de vida, institucionalidad deficiente y falta de conciencia ecológica-.

Me llama la atención que los encuestados mencionan varias veces que los chilenos somos estresados, individualistas y consumistas. Sin embargo, creo que esa tendencia se irá modificando por la relevancia que estos ciudadanos le dan a los movimientos sociales, a la posibilidad de expresarse y las ganas de tener una mejor calidad de vida. Las movilizaciones (por favor, pacíficas y creativas) nos demuestran que se está gestando un cambio en estos aspectos ya que su éxito requiere personas informadas y dispuestas a trabajar en comunidad, a unirse por un propósito relacionado al bien común.

Con esta encuesta me queda claro que en general, los ciudadanos están reaccionando ante un mercado que crece pero que, habitualmente ignora las injusticias sociales y los abusos medioambientales. Actualmente se cultiva una ciudadanía más informada, que le entusiasma levantar la voz y tomar decisiones como consumidores más responsables.

Sólo nos queda ver si como votantes también somos capaces de tomar decisiones de manera informada para exigir medidas concretas que ayuden a restaurar y preservar nuestros recursos naturales.

Los invito a revisar el estudio completo aquí.

Y les dejo algunas citas de los encuestados, que me llamaron la atención:

“Yo pienso que estamos muy atrasados, las leyes que tenemos son muy permisivas. Por ejemplo, en la contaminación. Yo trabajo en una empresa química y sé del tema… estamos permitiendo muchas cosas que están destruyendo nuestro país”.

“Porque yo creo que todo esto va para formar un futuro mejor y las generaciones nuevas son las que tienen que venir con un cambio de mentalidad”.

“Yo creo que la gente hoy día habla más de lo que quiere y se expresa más libremente… la gente realmente acude a los distintos estamentos que le permiten hacer un reclamo… la gente expresa sus opiniones, está menos tímida en eso”