¡Conoce Bamboocycles! las bicicletas de bambú hechas en México

Entrevistamos a los creadores de Bamboocycles, una empresa 100% mexicana que fabrica bicicletas artesanales de bambú. ¡Entérate de lo que nos contaron!

Veo Verde México entrevistó a los creadores del proyecto Bamboocycles, de bicicletas hechas de bambú 100% mexicanas, además de realizar un recorrido por su taller, para conocer el proceso de fabricación y creación de una bicicleta ecológica.

Bamboocycles es una empresa que diseña y construye bicicletas a partir del bambú. Seguramente la mayoría de nosotros al escuhar esto nos preguntamos el porqué fabricarlas de bambú. ¿Cierto? Resulta que el bambú es un elemento que hace las bicicletas ligeras, resistentes -contra lo que pueda parecer, el bambú es llamada también la ‘hierba de acero‘- y amigables con el medio ambiente, porque su remplazo en los materiales de la bicicleta reduce el consumo de energía y las emisiones de CO2, no sólo durante su fabricación, sino que los cultivos de bambú generan un 30% más de oxígeno que los árboles, lo que los hace eficientes purificadores de aire.

Si bien ya existen bicicletas de este material en distintas partes del mundo, el éxito de esta empresa se debe a que buscan conjugar también aspectos de diseño y funcionalidad, además de que en México son solicitadas por ser un producto nacional.

El proyecto empezó  hace ya cuatro años, cuando Diego Cárdenas, un diseñador industrial egresado de la UNAM, estando aún en sus años de estudiante ganó una beca para participar en un taller de diseño industrial con bambú, en Francia, donde aprendió sobre los usos y características de esta resistente planta. Al regresar a México, comenzó a hacer prototipos para utilizar el bambú y se le ocurrió entonces inspirarse en este material para diseñar una bicicleta a su gusto.

Al salir a la calle, quienes la veían comenzaron a pedirle que hiciera otras como la suya, por lo que decidió convertir esta idea en su negocio. Al proyecto se unieron más personas, y actualmente son cinco más los que son parte de esta empresa: en las áreas de oficina y diseño, se encuentran su socio Carlos González; Florencia Denti– también diseñadora industrial-; y Rodrigo Elizalde, encargado de la gerencia; mientras que Antonio Ramírez y Alberto Vázquez son los técnicos encargados de materializar los diseños en el taller.

El bambú que utilizan proviene de Veracruz, Yucatán y Quintana Roo, por lo que esta materia prima es 100% mexicana; además de que han encontrado un uso funcional para una planta considerada ‘plaga‘ en muchos entornos por la velocidad a la que crece y se multiplica. La realidad es que el bambú es una planta muy noble por sus beneficios al medio ambiente, pues  se regenera por completo sin necesidad de replantarlo, no requiere de pesticidas u otros químicos porque tiene su propio agente antibacteriano y crece con tanta facilidad que es resistente incluso a sequías e inundaciones. Además, por su rápido crecimiento y estructura de raíces, el bambú previene la erosión del suelo y, en muy poco tiempo, ayuda a la recuperación de la tierra destrozada por sobrepastoreo, reconstruyendo y limpiando el suelo de toxinas.

Contrario a los prejuicios sobre la resistencia del bambú en una bicicleta, Florencia nos cuenta que este material tiene la capacidad de resistir incluso más que otros materiales metálicos, porque su misma flexibilidad natural ayuda a absorber el impacto de una caída, y evitar que se rompa con facilidad. Eso sí, es importante darle a una de bici de bambú algunos cuidados especiales, como el pulir ocasionalmente con un aceite especial, y simplemente estar conscientes de darle los cuidados normales de cualquier otra bicicleta.

Para financiar sus proyectos, estos jóvenes emprendedores se apoyaron en Fondeadora, una plataforma mexicana de financiamiento colectivo de proyectos, en el que han sido un caso de éxito en dos ocasiones: para producir sus primeras bicicletas, y más recientemente, par crear una nueva serie, ahora de bicis entrenadoras para niños. Empezaron desde cero y ahora ya tienen pedidos de empresas en todo el país, e incluso en el extranjero, pues en Suecia ya cuentan con un distribuidor y les han llegado pedidos de varios lugaress más de Europa y Sudamérica.

Diego, el creador del proyecto, gracias a la fama de su propuesta, actualmente fue llamado para concursar en un reality show para promover los nuevos inventos, organizado por National Geographic en Buenos Aires, Argentina. ¡Nada mal para alguien que únicamente tenía intención de diseñarse una bicicleta a su gusto!

Ahora, las metas del equipo de Bamboocycle son continuar la expansión en más estados de la República Mexicana, además de Puebla y Guadalajara, donde también ya cuentan con distribuidores. Y seguir innovando, cada día para crear nuevos modelos y accesorios a partir de este material ‘verde’.

Para conocer más del proyecto, pueden visitar su página web  o su Facebook.