El gobierno ataca la escasez de agua con excavación de nuevo pozo en la Ciudad de México

El gobierno de la Ciudad de México excava un pozo de dos mil metros de profundidad para solucionar las escasez de agua en el oriente de la capital. ¿Será ésta la mejor solución?

Debido a la escasez grave del vital líquido que se vive en algunas zonas de la Ciudad de México y para resolverlo principalmente en la zona oriente, el gobierno de la ciudad, a través de la Comisión Nacional del Agua (Conagua) y el Sistema de Alcantarillado de la Ciudad de México (SACM), decidió buscar otras fuentes de abastecimiento, por lo que perforó un pozo para extraer agua a dos mil metros de profundidad.

Esto sucedió en la delegación Iztapalapa, a un lado de la Central de Abastos. Hasta el momento llevan más de mil 265 metros perforados y han reportado que ya encontraron agua, la cual salió con buena presión. Esperan que si el proyecto funciona puedan obtener cinco mil litros de agua por segundo, que se sumen a los 32 mil que ya se obtienen para abastecer a todo el Distrito Federal.

El departamento de Geohidrología del SACM, explicó que este proyecto tiene la finalidad de obtener agua, analizarla químicamente para ver si es potable, y llevar un registro de las capas geológicas a esa profundidad. El proyecto tiene un costo de 40 millones de pesos, y cuenta con la participación de especialistas del Instituto de Geología de la UNAM, encargados de los análisis químicos del líquido, para determinar si es viable su consumo (pues probablemente sea agua ‘fósil’ y deba potabilizarse).

Los trabajos de perforación comenzaron en octubre del año pasado, y tienen planeado terminarse en dos meses más; el promedio de avance es de dos metros por día; cada vez que tienen esta distancia toman muestras y las mandan a los laboratorios del Instituto de Geología, para analizar algunas piedras calizas que se encuentran a esa profundidad y que por su composición tienen la característica de almacenar agua. Con ello, pretenden extraer agua de las rocas calizas sin retirarlas, lo que ya le da un proceso primario de filtrado al líquido.

El gobierno informó que si resulta positivo el proyecto, ya se tienen programados otros dos pozos -también de dos mil metros de profundidad- el segundo lo realizarán en la delegación Tláhuac y el tercero lo determinarán más adelante. Otra de las especificaciones anunciadas por el gobierno es que ésta es la primera vez que se utiliza un equipo de estas magnitudes para extraer agua. Es decir, prácticamente es maquinaria como la que se utiliza para un pozo petrolero, pero con fines de extracción de agua.

Toda esta decisión la tomaron porque supuestamente señalan que es ‘la alternativa para la ciudad de suministrarse de agua’ y que según ellos la “captación pluvial no es viable económicamente”.

También descartaron que con esta perforación se agudicen los hundimientos en la zona, ya que “después de 60 metros de profundidad el terreno ya no está formado de sedimentos del lago que abarcaba el Valle de México en la época prehispánica”. A pesar de ello, las evidencias indican que Iztapalapa es una de las zonas más afectadas por la extracción excesiva de agua y es común encontrar hundimientos y grietas en el suelo.

Por otra parte, ya se ha demostrado efectividad en proyectos de captación pluvial para abastecer en buena medida a la población de algunas zonas, como lo demuestra el proyecto de Isla Urbana, del que ya hemos hablado en Veo Verde. Y sobre todo sería importante también atacar de raíz problemas como el desperdicio del agua por nuestra parte como ciudadanos; y la sobrepoblación en las ciudades, antes que buscar la sobre explotación de los mantos freáticos como única o mejor solución.

Vía:  Abrirán pozo de 2 km para extraer agua en Iztapalapa (Atl, el portal del agua)