¿Por qué lo cocodrilos son inmunes a los infartos?

Las chances de que un cocodrilo o cualquier otro reptil sufra un infarto son muy remotas. Esta providencial ventaja sobre otros animales se debe a que la anatomía de su corazón es mucho más primitiva que la de aves y mamíferos.

Las chances de que un cocodrilo o cualquier otro reptil sufra un infarto son muy remotas. Esta providencial ventaja sobre otros animales se debe a que la anatomía de su corazón es mucho más primitiva que la de aves y mamíferos.

El sistema circulatorio de los cocodrilos está diseñado para que la sangre oxigenada se mezcle de forma ligera con aquella pobre en oxígeno. Aún cuando su corazón tiene cuatro cámaras separadas, parte de la sangre oxigenada del ventrículo izquierdo que se dirige hacia la aorta derecha entra en la aorta izquierda a través del denominado foramen de Panizza. Así, el reptil desvía  sangre hacia aquellas partes del cuerpo que más lo necesitan.

En los mamíferos, la sangre venosa y arterial nunca se mezcla. Además, los cocodrilos cuentan con un sistema de arterias y venas que nutren el músculo cardiaco, pero carecen de aquellas que se tapan. Eventualmente, ante un corte hipotético del suministro de oxígeno, pueden recurrir al foramen de Panizza para dirigir sangre oxigenada a donde sea necesario.

panizza.jpg

Fuente: ¿Por qué los cocodrilos no sufren infartos? (Muy Interesante)