La contaminación podría convertir a las plantas carnívoras en herbívoras

Mediante el estudio de droseras que crecen en los pantanos suecos, investigadores de la Universidad de Loughborough encontraron que las plantas de zonas muy contaminadas obtenían tan sólo el 22% de su nitrógeno de los insectos que atrapaban y consumían.

Un interesante artículo en Chem.info habla de un estudio que indica que los mayores niveles de nitrógeno en el aire producto de la quema de combustibles fósiles está alterando de manera dramática el comportamiento de algunas plantas carnívoras.

Mediante el estudio de droseras que crecen en los pantanos suecos, investigadores de la Universidad de Loughborough encontraron que las plantas de zonas muy contaminadas obtenían tan sólo el 22% de su nitrógeno de los insectos que atrapaban y consumían. En su lugar, las plantas carnívoras recibían el suministro de nitrógeno desde las aguas contaminadas que alimentaban el pantano. Por otra parte, el 57% de las plantas de otras localidades, con menos polución, seguían obteniendo desde los insectos su nitrógeno.

¿Es esto evolución o tan sólo otro ejemplo de la contaminación del hombre?

Al analizar la presencia de varios isótopos del nitrógeno en las muestras de plantas, los científicos fueron capaces de identificar aquellas plantas que recibían nitrógeno en sus raíces de aquellas otras que lo hacían desde insectos. Si bien esta es una buena noticias para los insectos, bien podría significar la perdición de la especie.

“En los sitios con mayor deposición de nitrógeno, estas plantas lo reciben mucho más en sus raíces, aunque todavía deben soportar los costes residuales de ser carnívoras. En cambio otras plantas, sin esta necesidad, parecen más aptas para sobrevivir”, explicó el investigador jefe Jonathan Millet. “Así que es muy probable que cada vez se vean menos favorecidas y quizás se extingan a nivel local. Las plantas individuales se ven más grandes y en forma, pero la especie como un todo esta menos adaptada al alto nivel de nitrógeno, por lo que podría salir perdiendo en el tiempo”, agregó.

El equipo también observó que los individuos de áreas contaminadas producían hojas menos pegajosas, por lo cual son menos susceptibles de atrapar insectos. Además presentaban colores más tenues que su contraparte de sectores menos contaminados.

Fuente: Is Pollution Turning Carnivorous Plants Into Vegetarians? (Treehugger)