Dejó de existir la especie Chelonoidis abingdoni al morir el “Solitario George” en Galápagos

La tortuga gigante única en su tipo murió por una insuficiencia cardíaca cuando superaba la centuria.

George, la tortuga gigante que habitó más de una centuria en la Islas Galápagos, ubicadas en Ecuador, se caracterizo por su profunda soledad. Era el único en su tipo y no fue posible a lo largo de toda su vida poder conseguir que dejara descendencia. Lamentablemente murió llevándose consigo el vestigio de  la especie Chelonoidis abingdoni.

“En la mañana el guardaparque al cuidado de las tortugas encontró su cuerpo, que estaba inmóvil”, dijo el director del Parque Nacional Galápagos, Edwin Naula. “Con su muerte se extingue la especie de la isla Pinta, de donde era originaria”, agregó. El animal habría muerto de una insuficiencia cardíaca.

No hay que olvidar que según el informe GEO 5 elaborado por la ONU estamos entrando a una época de grandes transformaciones que darán paso a lo que han denominado como “sexta extinción” periodo en el cual de forma bastante acelerada se irán perdiendo piezas claves de la biodiversidad.

Este caso me recordó al Dinosaurio Anacleto. Pobre George, debe haberse sentido muy solo a pesar de todos los cuidados y de ser la atracción del Parque.

Fuente: Fin de una especie: murió la última tortuga gigante de las islas Galápagos (Soy Chile)