México es el segundo país en desarrollo que estrena una legislación de Cambio Climático

El gobierno de México anunció que a partir de esta semana se estrena la Ley de Cambio Climático, lo que convierte a este país en el segundo en vías de desarrollo en contar con una ley de este tipo.

Ya es por todos sabido que el calentamiento global no es cosa de juego. Por el contrario, es uno de los problemas ambientales más graves que enfrentamos como planeta, y acarrea consecuencias como: mermas en los rendimientos agrícolas, la desaparición de glaciares, extinción de especies, o climas extremos que provocan inundaciones y sequías.

Pues el pasado martes –en el marco del Día Mundial del Medio Ambiente– el gobierno mexicano anunció la promulgación de la Ley de Cambio Climático, (que fue aprobada con 128 votos a favor y 10 en contra en la Cámara de los Diputados y por unanimidad en el Senado) con el objetivo de cumplir con los compromisos que se acordaron hace dos años en la Conferencia del Cambio Climático (COP 16), de reducir las emisiones de gases contaminantes y combatir este fenómeno global.

Con esto, México se convierte en el segundo país en vías de desarrollo, después de Corea, en contar con una ley de este tipo, lo cual es buena iniciativa, ya que si de rankings se trata, también los hay vergonzosos, ya que  este país también ocupa el onceavo lugar en la lista de los países más contaminantes en gases de efecto invernadero en el mundo.

Por cierto, durante el evento en el que firmó el decreto, Calderón aprovechó para anunciar que México ha avanzado 87% en su meta de reducir 51 millones de toneladas de bióxido de carbono en el 2012.

Respecto a la Ley de Cambio Climático, idealmente servirá para que el tema del cambio climático se transforme en una política de Estado, más allá de los periodos sexenales de gobierno, y se prevé crear un fondo financiero que captará recursos -públicos y privados, nacionales y extranjeros- que puedan ser canalizados para apoyar proyectos que combatan el calentamiento global.

Además, también esta nueva ley establece la creación de un Instituto Nacional de Ecología y Cambio Climático, que se encargará de supervisar el cumplimiento de objetivos en dichas políticas, así como de la compra de bonos o créditos de carbono y las sanciones por incumplimientos, y a su vez ser la encargada de llevar a cabo planes de prevención y emergencia que protejan a la población de los desastres naturales.

También se pretende crear todo un marco institucional al respecto del tema, por lo que se tiene planeado continuar con las dependencias creadas este sexenio en torno al tema: la Comisión Intersecretarial de Cambio Climático, el Consejo de Cambio Climático y el Sistema Nacional de Cambio Climático.

Parte de los objetivos concretos que se han determinado logran con esta ley, son:
Evitar la deforestación.
• Reducir las emisiones de gases contaminantes en un 30% para el año 2020 y un 50% para el 2050 respecto a los niveles del año 2000.
• Impulsar las energías limpias e incentivarlas mediante ayudas estatales.
• Para el 2024 lograr que el 35% de la electricidad venga de energías limpias.

Todo suena de maravilla, ahora esperemos que esta Ley sea realmente útil a los fines que propone, y no simple instrumento burocrático (¿No sería mejor voltear a ver las causas de este fenómeno y plantear políticas públicas que resuelvan el problema de raiz, con, quizás mayor oferta y calidad en el transporte público, o más impulso a la bicicleta?), pues, por ejemplo, los automóviles son la segunda fuente de contaminación por la emisión de CO2 -contaminante que provoca el calentamiento global-.

Fuentes: Mitigación y adaptación, principales ejes de la Ley de Cambio Climático (CNN México)

 México estrena ley de cambio climático (Cambio Climático.org)