Chile: El Parque nacional que pudo ser y no fue

La idea de esta columna no es irse en picada contra la minería, porque va a seguir igual, sino para plantear soluciones, ideas y alternativas a esta actividad que para algunos es muy beneficiosa y para otros muy poca.

Hace mucho tiempo que no escribo en VeoVerde. Durante un buen tiempo escribía todos los días, fui editor y por distintas cosas de la vida seguimos caminos distintos. Pero el fin de semana vi cosas que me llamaron mucho la atención las cuales me dieron ganas de compartir con la comunidad de VeoVerde y saber sus opiniones, impresiones, alegatos, etc…

Tuve la suerte de poder pasearme por Mejillones con alguien que conocía muy bien la zona y me llevó a distintos miradores, acantilados y playas como las que pocas veces he visto en Chile. Lo cierto es que si fuera netamente por un tema de belleza, los lugares que recorrimos merecían de sobra ser Parques Nacionales o Reservas Naturales, pero lamentablemente la minería quiso otra cosa.

Sólo había que mirar al frente para saber por qué dicho lugar no era ni nunca sería una reserva natural: Termoeléctricas a gas y carbón ensuciaban, no sólo el paisaje, sino también el planeta.

Yo entiendo que la minería es lo que mueve la economía del país y que para moverla se necesitan grandes cantidades de energía que según me decía el amigo que me estaba paseando, las energías limpias no eran capaces de dar por dos razones: inestabilidad y potencia. No siempre hay sol y por ende no siempre hay la misma energía.

Si hay algo que aprendí luego de estar un buen tiempo como editor de este sitio es que tampoco se trata de ser un radical que diga “no” a todo porque el país debe funcionar y hoy no tenemos la infraestructura necesaria para depender sólo de energías renovables (aunque soy un convencido de que podríamos si nos lo propusiéramos).

La verdad es que ese contraste que me tocó ver el fin de semana fue muy fuerte, porque por un lado habían lobos marinos (unos cientos de metros mar adentro), kilómetros de playa (sí, kilómetros) y un mar calmo que permitía bañarse hasta los nadadores menos aptos, mientras que en frente la industria minera no se tomaba feriados ni ratos libres para dejar de contaminar “por el progreso del país”.

Como dije anteriormente, no se trata de decir que no a todo y la industria minera debe seguir funcionando, ¿pero no hay forma de que compense el alto costo que tiene para nuestros recursos naturales?, ¿no hay forma de exigirles que sus procesos de producción sean en base a energías limpias?, ¿no podemos prohibirles que ocupen sitios naturales privilegiados turísticamente para poner sus plantas?

La idea de esta columna no es irse en picada contra la minería, porque va a seguir igual, sino para plantear soluciones, ideas y alternativas a esta actividad que para algunos es muy beneficiosa y para otros muy poca.

Una buena alternativa, por ejemplo, sería que se les exigiera compensar el totalidad de sus emisiones de CO2 mediante la construcción de parques en las zonas en las que se encuentran o reforestación de bosques talados. De esta manera la misma gente que se ve afectada por la contaminación directa muchas veces podría recrearse en nuevos lugares y de más formas.

Y así como se le debiese cobrar a la industria minera, también se le debiese cobrar a la industria energética contaminante que los provee, ya que la minería conlleva, en la gran mayoría de las veces, proyectos energéticos sumamente contaminantes.

La inversión de la termoeléctrica Castilla del brasileño Eike Batista, por ejemplo, está estimada en 4 mil millones de dólares. Una empresa tan grande como la que el señor Batista quiere desarrollar en nuestro país debiese tener al menos un 20% de su inversión destinada a paliar los costos sociales y ambientales que tendrá la zona mientras dure su proyecto en nuestro país.

Así como este parque nacional que pudo ser, tal vez, uno de los más bonitos de nuestro país y no fue, hay muchos. Es tarea de todos nosotros no dejar que esto siga pasando.

Link: Columna: ¿Cuáles son los beneficios de la minería en Chile? ¿Existe alguno?