Venta de agua embotellada marca nuevo récord en Estados Unidos el 2011

Después de una seria disminución en los años 2008 y 2009, las ventas de agua embotellada en Estados Unidos han recuperado el mercado perdido, logrando un volumen récord para 2011. ¿Esto es bueno?

Después de una seria disminución en los años 2008 y 2009, las ventas de agua embotellada en Estados Unidos han recuperado el mercado perdido, logrando un volumen récord para 2011.

Las nuevas cifras de la Beverage Marketing Corp. muestra que el agua embotellada aumentó sus ventas en un 4,1% el año pasado; esto frente al 0,9% de incremento en las ventas generales de bebidas embotelladas.

En 2011, los estadounidenses compraron 9,1 millones de galones de agua embotellada, con un consumo per cápita de 29,2 galones (una década antes era 18,2 galones por persona). La gran mayoría (96%) del agua embotellada comprada en Estados Unidos proviene de fuentes nacionales.

De todas formas, el récord de ventas no significa un récord de dinero, ya que las grandes compañías han reducido sus precios debido a la Gran Recesión. El año 2011 los ingresos alcanzaron los 21,7 miles de millones de dólares, cifra por debajo del récord que se logró en 2007.

Estados Unidos es el mayor consumidor de agua embotellada en el mundo, con China y México en segundo y tercer lugar respectivamente.

Según señala National Geographic, a pesar de que las ventas de agua embotellada en Estados Unidos son enormes, igual representan sólo un pequeño porcentaje del consumo promedio de agua de la llave, equivalente a casi nueve horas de la demanda de agua de la nación.

El agua potable en Estados Unidos es casi universal, con contadas excepciones por contaminación y aislamiento. Por lo tanto, en términos de salud, cada gota de agua embotellada es innecesaria en este país, a diferencia de China y México, donde el agua proveniente de fuentes seguras y potables son la excepción y no la regla. Lo mismo se puede aplicar a otros lugares de planeta.

Si observamos la tendencia, en 2001 el consumo per cápita de agua embotellada fue del 60% de lo que se consumió en 2011. Al parecer, los estadounidenses dan prioridad a la comodidad por sobre la creación y eliminación de residuos.

En mi opinión, es ridículo cómo se privilegia beber agua de una botella plástica (con la consiguiente generación de desechos) en lugar de un sistema público que suministra agua en cada edificio y pueblo de Estados Unidos.

Fuente: US Bottled Water Sales Hit New Record High in 2011 (Treehugger)