Judicialización de los conflictos ambientales: El dolor de cabeza de la Corte Suprema en Chile

La urgencia de la Superintendencia de Medio Ambiente y la puesta en marcha de los Tribunales en esta materia, es evidente.

Rubén Ballesteros, el Presidente de la Corte Suprema, el mayor tribunal en Chile, se encuentra agobiado por la permanente pugna entre ciudadanos y empresas a causa de proyectos que tienen un fuerte impacto ambiental, por lo que acusa “judicialización” de los conflictos ambientales, que se resuelven en esta instancia, no siendo la pertinente a su juicio.

Se ha hecho costumbre que la Tercera Sala de la Corte Suprema termine dictaminando el futuro de varios proyectos energéticos como HidroAysén, Castilla, Río Cuervo y El Morro, dado a que no existe aún el anunciado Tribunal del Medio Ambiente y la Superintendencia en esta materia, por lo que los afectados se ven obligados a encontrar justicia en base a esta institucionalidad.

El mayor problema en todo esto es que algunos de los ministros: Pedro Pierry, Sonia Araneda, María Eugenia Sandoval y los abogados Alfredo Prieto y Arturo Prado, integrantes de la Tercera Sala de la Corte Suprema, tienen algunos problemas por conflicto de interés, dado a que las materias en las que les toca dirimir no están en conformidad a los asuntos que deben atender.

Pedro Pierry y  María Eugenia Sandoval  fueron acusados por conflictos de interés que obstruye la transparencia en las votaciones respecto a temáticas energéticas.

Ahora con el arribo de nuevas problemáticas originadas por plantas faenadoras como la de Agrosuper en Freirina, o procesadora de desechos orgánicos como la de Colhue donde Agrosuper y Agrozzi ocupaban estos servicios, aumenta la sobrecarga judicial y manifiesta que debe existir una instancia permanente y especializada en tema medio ambiental.

Es evidente la urgencia de poner en marcha los Tribunales Medio Ambientales, que fueron anunciados en 2010, cuando se fundó el Ministerio de Medio Ambiente. En enero se aprobó en el Congreso de Chile el Tribunal Ambiental. Se dijo que a comienzos de marzo el Tribunal comenzaría a instalarse en un plazo de seis meses, incluso se presentó incluso una infografía de cual sería su orgánica procedimental, sin embargo nada de esto ha ocurrido.

Fuente: Presidente de la Corte Suprema acusa judicialización del país en torno a conflictos medioambientales (Bío-Bío)