¿Cómo podemos ayudar a la conservación de las aves?

5 ideas para colaborar desde casa en la conservación de las aves migratorias.

Como les comentamos hace unos días, el pasado fin de semana, 12 y 13 de mayo se celebró el “Día mundial de las aves migratorias” y aunque la “celebración” ya haya pasado, es importante que no quede en un fin de semana al año, sino que sepamos qué podemos hacer cada uno de nosotros para ayudar a la conservación de las aves (migratorias o no), pues a veces no nos damos cuenta de la relación de algunos de nuestros hábitos y los riesgos que implica para las aves, pues a lo largo de la historia más de 100 especies clasificadas se han extinguido, muchas a causa de actividades humanas.

Actualmente de casi 10 mil especies clasificadas por un organismo llamado Birdlife International, más de 2 mil están catalogadas como “En peligro de extinción”, 1.253 están amenazadas y 843 se consideran casi amenazadas.  Lo que significa que una cuarta parte de las aves del planeta necesitan que se realicen accciones inmediatas para asegurar su conservación en los siguientes años.

Y ¿Cuál es la causa más común de su desaparición? Pues resulta ser que el 87% de aves están  amenazadas debido al impacto a la pérdida de hábitat generado por la agricultura y la deforestación.  A todo esto, ¿Qué podemos hacer nosotros para colaborar?

  • Una causa común de muerte entre las aves es que chocan contra las ventanas de casas o edificios, pues ven reflejada la vegetación exterior o simplemente no sabe que existe un vidrio en la ventana. La solución a esto es muy simple: poner cortinas, pues impide el reflejo en los cristales de la luz del sol o de los focos interiores  y visibiliza las ventanas.
  • No comprar aves silvestres, pues lo más seguro es que hayan sido capturadas ilegalmente, y al hacerlo estamos contribuyendo a su extinción.
  • Evitar el uso de plástico en botellas o bolsas, y sustituir ambas por reusables. La aves marinas (y también las tortugas) pueden comer bolsas de plástico o tapas de botellas PET por error, pues las confunden, por ejemplo, con medusas u otros alimentos; y  los pedazos de plástico se les alojan en la garganta o el tracto digestivo, provocando la muerte por inanición o malnutrición.
  • Darles a las aves un mini-hábitat para comer y reponerse en nuestro jardín: Si decides ayudar  a las aves instalando comederos o bebederos, hay que tener en cuenta el ubicarlos donde no lleguen los gatos, perros ni las ratas y recordar lavarlos todos los días, para evitar que las enfermedades se propaguen a las aves.
  • La aves son muy vulnerables al cambio climático. Por ello, nosotros podemos contribuir mucho en este sentido al disminuir el calentamiento global  siendo conscientes de nuestro consumo de energía eléctrica al usar racionamente los electrodomésticos,  y evitar el uso del automóvil en viajes cortos, sustituyéndolo por la bicicleta o la caminata. Y si usamos el automóvil, manejar despacio evitará que arrollemos en el camino algún ave u otro animal.

Fuentes: Veinte maneras de contribuir a la conservación de las aves (Canal Azul 24)
10 Easy things you can do at home to protect endangered species (Endangered Species Coalition)