Protestas antinucleares en Japón por posible reactivación de algunos reactores

Según algunas autoridades, el cese de los reactores sería una medida “momentánea” mientras se arreglan todas las falencias en seguridad.

Como ya se había anunciado, Japón apagó su último reactor, el Tomari Número 3, el pasado sábado 5 de mayo. La medida llegó con varios cortes de luz y con protestas multitudinarias de japoneses, que aunque ahora tienen una crisis de energía no quieren que por ningún motivo se vuelva a utilizar energía nuclear en el país del sushi.

El terremoto y tsunami que afectó al país oriental el 2011, vino a abrir más que un debate en cuanto a la seguridad que carecen las plantas de energía nuclear. Por esto, la nación decidió apagar poco a poco todos sus reactores nucleares, los cuales generaban el 30% de la electricidad, y alimentarse con otros tipos de energías (carbón, gas y petróleo) para lograr abastecer a toda su densa población.

Según algunas autoridades, el cese de los reactores sería una medida “momentánea” mientras se arreglan todas las falencias en seguridad. Los gastos tras el terremoto en otro tipo de energías han sido millonarios, situación que muchos empresarios pro-energía nuclear quieren revertir. Esto es lo que molesta a gran parte de los japoneses y por eso realizaron una protesta, que coincidentemente cayó en “el día de la infancia”, en la cual participaron 5.500 personas que se oponen a la reoperación de los reactores.

protestasantinuclearestokiomanifestantesreclamanecmima2012050500644.jpg

“Hay tantas plantas nucleares pero ninguna funcionará hoy, y ello es debido a nuestras gestiones” señaló el manifestante Masashi Ishikawa a un medio japonés.

Cabe señalar, que aunque Japón tenga apagones y  gaste más dinero en otras fuentes de energías que también son contaminantes, se entiende que el pueblo nippón este preocupado y alarmado por que se reactiven las plantas nucleares, ya que según los entendidos, la planta de Fukishima aún sigue emitiendo una fuerte radiación.

Pero el mayor problema es que aumentará el consumo de energías fósiles. Por ejemplo el petróleo obtuvo su máximo de consumo en una década con 23,3 millones de kilolitros (147 millones de barriles), y una compra de gas licuado 27% mayor al año anterior, unas o 52,9 millones de toneladas, lo aumentará los niveles de contaminación no solo en la isla nipona, sino también en todo el mundo.

Fuente: Japón carece de energía nuclear por primera vez desde 1970 por cierre de último rector (La Tercera)