Chile baja 42 lugares en el ranking medioambiental internacional

Consultada sobre este abrupto cambio, la ministra de Medio Ambiente, María Ignacia Benítez, dijo que “considerando la cantidad de países que hay en el mundo, no es tan malo”

De acuerdo al Environmental Performance Index 2012 (EPI), uno de los indicadores más importantes de desempeño medioambiental, Chile ocupa el lugar número 58 (de un total de 132) a nivel mundial y el puesto número 11 en la región. El país experimenta así un marcado descenso, luego de ocupar el puesto 16 durante el año 2010 (y el cuarto de la región).

capturadepantalla20120128alas8.42.36660x377.jpg

Chile

Las Universidades de Yale y Columbia, encargadas del estudio, aclararon que el informe 2012 no es del todo comparable con los de años anteriores, ya que cambiaron ítems y su proporción e importancia. Aún así, indican que el EPI es el reporte más certero que se ha realizado sobre la realidad medioambiental del cientos de países.

Consultada sobre este abrupto cambio, la ministra de Medio Ambiente, María Ignacia Benítez, dijo que “considerando la cantidad de países que hay en el mundo, no es tan malo”. 

La titular de la cartera afirmó que “tal como lo explicó los que hacen este índice cambiaron las metodologías, ya no son las mismas variables las que se consideran. Los pesos que se le puso a las distintas variables son distintos por lo tanto no es posible comparar el índice del año 2010 con el índice del año 2012. Una aproximación bastante rápida que hemos hecho en el Ministerio del Medio Ambiente, comparando la metodología que se uso en el año 2012 con las variables que se usaron el año 2010 igual nos deja entre los top 20, si es que consideramos las mismas variables”.

Me reservo mi opinión sobre la respuesta de la ministra y la sacada de pillos posterior. De todas formas, al parecer vamos para atrás en lugar de avanzar, se mida como se mida.

Para más detalles sobre cómo le fue a Chile, visita el siguiente enlace.

Fuente: Ministra Benítez y caída en ranking medioambiental: “Considerando la cantidad de países en el mundo no es tan malo” (La Tercera)