Dag Von Appen y su defensa a la termo e hidroelectricidad en Chile

Este empresario y también velerista asegura que estas energías son vitales para salir del subdesarrollo.

Dag von Appen tiene 50 años, lleva 35 años dedicado a las regatas y un poco menos a  los negocios, ya que es uno de los herederos de los mayores holdings de Chile: el grupo Ultramar. Además Dag es presidente de Ultragas y de la Mina Invierno (Isla Riesco).

En el marco del torneo de veleros más importante de Chile, el exitoso empresario fue entrevistado el vespertino La Segunda, sobre distintas temáticas como la competencia de las regatas y la competencia de la energía.

Cómo un buen estratega de mar, von Appen también lo es para los negocios, sobre todo en materia energética donde su familia se mueve desde que estaba en la cuna.

11312851377x550.jpg

El velerista se mostró preocupado por el futuro energético de Chile, ya que para el este es vital para salir del subdesarrollo  y sobre todo porque su grupo, junto a la Compañía de Petróleos de Chile, Copec, tienen una  millonaria  inversión  en la Mina Invierno. “El proyecto va encaminado con sus tiempos tal como lo teníamos proyectado”, sentenció von Appen, con ninguna duda de que pase lo que pase comenzarán los trabajos el 2013 tal y como estaba dispuesto.

Llama la atención que aunque el empresario apoyó a HidroAysén, la energía termoeléctrica no es para el una primera opción, según el presidente de Ultragas hay que darle la oportunidad al carbón como matriz energética tal y como lo hacen países desarrollados como Alemania y Estados Unidos.

Aunque la mayoría del país ha estado en contra de las termoeléctricas o represas en el sur de Chile, por considerar estas mega obras como un sacrificio innecesario para naturaleza, para von Appen y otros empresarios, Chile tiene recursos naturales  energéticos “no tan abundantes” y por lo tanto “tiene que aprovechar al máximo los recursos que tiene”, en este caso: El carbón y la hidroelectricidad.

Aun así el empresario y velerista reconoce que no se le puede exigir a Chile los estándares de Alemania o Estados Unidos. Es este pensamiento justamente el más preocupante de algunos empresarios chilenos, ya que quieren alcanzar el desarrollo energético de otros países pero sin cumplir con los estándares de emisiones que estos tienen, recordemos que la termoelectricidad es uno de los recursos energéticos más contaminantes.

Fuente: Dag von Appen y la política energética: “Es un despropósito que seamos más exigentes que Alemania o EE.UU.”