Leche asada con caramelo

Una receta simple, rica y no muy pesada.

En mis tiempos te enseñaban a cocinar en el colegio. Creo que era una de las clases favoritas de todos, incluso de los hombres, que disfrutaban comiéndose todo antes, durante y después de la preparación.

La receta de la lecha asada la aprendí junto con mis compañeras de clase y recuerdo que por mucho tiempo la estuve haciendo en mi casa ya que mi papá era fanático.

Necesitas: 1 litro de leche, 1 taza de azúcar granulada, 1 cucharadita de vainilla, 6 huevos y para el caramelo 3/4 de azúcar granulada.

Primero debes batir los huevos enteros e ir agregando la leche, azúcar y vainilla. Cuando esté todo bien mezclado, lleva la preparación a fuego suave hasta que se disuelva el azúcar y retira.

Lo ideal es que desde un principio elijas la fuente que meterás al horno y esa será la misma donde harás el caramelo. Humedece el azúcar granulada con 3 cucharadas de agua y lleve a fuego suave hasta que se derrita completamente y tome color rubio. Luego pon la mezcla sobre él y mete al horno por 45 minutos a fuego moderado. Deja que enfríe en el horno.