Humitas en olla

Una preparación que no requiere muchos ingredientes, ni mucha complicación.

La humita en olla es uno de mis platos favoritos durante el verano. En algunas partes del mundo, como México, le llaman tamales y si bien se parecen un poco, no son exactamente iguales, ya que  cambia el sabor del choclo, ya que le Chile éste no es tan dulce.

Lo bueno de esta preparación es qiue no es necesario todo ese tedioso trabajo que tener que envolver la pasta en las hojas del choclo, basta con dejar ahí y servir por platos.

Para esto necesitas: una cebolla, 20 hojas de albahaca, cinco choclos, leche y sal a gusto.

Preparación: Desgrana los choclos crudos y muélelos en la juguera junto con la albahaca. Para que el trabajo sea más simple, ponle chorros de leche según lo requiera.

Por otro lado, pica la cebolla muy finita y ponla esto a freír en una olla con un poquito de aceite. Cuando la cebolla se cristalice puedes echar la pasta de choclo. Cocina a fuego lento y si puedes, debajo ponle un tostador para que el calor no le llegue directamente. Revuelve de vez en cuando y así evitarás que se pegue.

Cuando sirvas, prepara una ensalada de tomate (jitomate), con cebolla. No hay como comer humitas con un tomate bien jugoso y por encima un poquito de azúcar. También puedes ponerle un poco de ají de color.

Y tú, ¿cómo preparas las humitas o tamales?